Familiares de caídos en Malvinas  arribaron este lunes a las 6:30 a las islas y se dirigieron al cementerio de Darwin para homenajear a los soldados identificados en el marco de una tarea humanitaria acordada con Gran Bretaña,  en medio de una honda emoción.

Ya sean madres, padres, hijos, hermanos o sobrinos cada uno de ellos pudo por primera vez llorar, rezar o ante la tumba de su familiar que ahora lleva su nombre y apellido, en lugar de la leyenda “Soldado argentino solo conocido por Dios”.

Luego de emotivos actos, y de la importancia histórica de estos hechos las familias de caídos en Malvinas e identificados recientemente regresaron de su viaje a las islas y fueron recibidos por la banda musical del Regimiento de Granaderos, funcionarios nacionales y varias personas que se acercaron al Aeropuerto Internacional de Ezeiza para saludarlos.

En un emotivo momento, los parientes de los combatientes argentinos fallecidos durante el conflicto bélico volvieron al país, cantaron el himno nacional y agradecieron el recibimiento.

Los más de 200 familiares, de los 91 soldados, que viajaron al archipiélago el lunes por la madrugada aterrizaron nuevamente en Buenos Aires cerca de las 16:30, luego de participar de la colocación de las placas con los nombres de quienes fueron identificados gracias al trabajo conjunto del gobierno argentino, británico y de la cruz Roja Internacional.

Del acto participaron el ministro de Defensa, Oscar Aguad, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y autoridades militares, entre otros.