Con el objetivo de mostrar su descontento con el municipio de La Matanza, integrantes de la Asociación de Profesionales de la Salud Pública (APS) decidieron brindar en la plaza San Martín de una manera muy particular: con un vaso con agua.

De esta manera, los profesionales dejaron en claro su disconformidad ante la falta de respuestas por sus reclamos presentados durante el año. Los protagonistas denuncian que hubo demasiadas reuniones, pero aún no han llegado las soluciones.

Al respecto, el doctor Christian Caratozzolo, secretario de Actas e integrante del Comité Ejecutivo de la Asociación, manifestó que "nos juntamos en la plaza frente al edificio del Ejecutivo Municipal para realizar un pequeño acto, humilde, pero simbólicamente importante, para brindar con agua en el fin de año y demostrar nuestra disconformidad por el tratamiento que nos da a los profesionales de la salud el gobierno municipal".

En este sentido, agregó que "durante el año hemos participado en distintas instancias de negociación con la Secretaría de Salud, Finanzas, Jefatura de Gabinete, pero sin obtener ninguna respuesta a nuestras demandas".

Reclamos

En declaraciones a un medio local, el doctor explicó cuáles son esos reclamos por los que decidieron llevar adelante esta particular forma de protesta. "En primer lugar, la eliminación del presentismo, que compone hasta el 40 por ciento de nuestro salario. Si se pierde, significa una caída importante de nuestro sueldo mensual. Queremos que se incorpore al básico ese plus".

Además, explicó que otros de los puntos tienen que ver con "el pase a planta permanente de todos los compañeros profesionales precarizados, monotributistas o del Plan Médicos Comunitarios" y, por último, "la licencia antiestrés, que es un reconocimiento por el desgaste laboral de la profesión, que ya existe para los profesionales de la salud de la provincia y no para nosotros. Esto fue firmado en su momento por el actual secretario de Salud, doctor Alejandro Collia, cuando era ministro de Daniel Scioli y ahora lo niega".

En tanto, el hombre manifestó que han hablado con todas las autoridades posibles para resolver estas inquietudes, y que "sólo nos faltó reunirnos con la intendenta, Verónica Magario". Y señaló que "estas negociaciones nos han llevado por diferentes interrupciones todo el año, pero sólo obtuvimos promesas, por eso estamos cerrando el año con esta protesta".

No fue el mejor cierre del año para ellos, que decidieron manifestarse en la plaza y brindar con un vaso con agua, hartos de escuchar sólo promesas por parte del municipio y no recibir soluciones concretas.

El rubro salud debería ser de los más cuidados, pero aquella tarde del miércoles 27 de diciembre quedó demostrado que ocurre todo lo contrario.