Luego de que gran parte de la administración se mudó al edificio de Uspallata, Parque Patricios, tres ministros a la ex fábrica Canale, en San Telmo, y la sede del de Educación en la Villa 31, se comenzaron a reubicar el restos de las dependencias.

El proceso, que lleva dos años, terminó con este último gran cambio, anunció el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli.

El ministerio de Hacienda, a cargo de Martín Mura y gran parte de la AGIP, ya tienen un nuevo destino y es nada menos que la ex cárcel de Caseros.

Tras el anuncio, se iniciarán las conversaciones con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para "la puesta en valor del inmueble" y "la forma jurídica en la que se daría la transferencia".