La Armada informó este sábado que aún no hay indicios del submarino ARA "San Juan", perdido hace 10 días en el Atlántico sur, con 44 tripulantes, mientras el buque norteamericano "Sophie Siem" partirá mañana desde Comodoro Rivadavia con el primer minisubmarino de rescate rumbo a la zona de búsqueda. 

El "Sophie Siem" tardará 24 horas en llegar al área de operaciones con submarinistas argentinos a bordo y parte del  equipo del Escuadrón de Rescate Submarino de la Marina de Estados Unidos, que operarán el minisumergible, equipado con cámaras de video, de alta sensibilidad.

El robot submarino Panera Plus fue trasladado a la Argentina por el avión carguero ruso Antonov que aterrizó en Ushuaia -previa escala en Comodoro Rivadavia- y además transportó material de alta tecnología de inspección submarina que será embarcado una parte en la corbeta ARA "Rosales" y el resto en el aviso "Islas Malvinas", también de la Armada Argentina

El Antonov An-124, la aeronave ruso-ucraniana fue enviada luego del llamado del presidente Mauricio Macri al líder ruso, Vladimir Putin

En la búsqueda intervendrá otro buque ruso, el oceonográfico "Yantar" que estaría llegando a principios de diciembre y  también tiene equipamiento de alta tecnología de inspección, para llegar hasta 6.000 metros de profundidad.

El vocero de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi, dijo este sábado, durante un parte diario, que aún no hay indicios del submarino.

"Lamentablemente, aún no hemos podido localizar al submarino ’San Juan’, a pesar de todo el esfuerzo que estamos realizando en el área de operaciones, (con) siete buques, dos destructores y una corbeta", informó el oficial.

"En el área delimitada a partir de la última posición del Submarino ARA ’San Juan’ y los datos aportados por la Embajada Argentina en Austria, hay siete buques mapeando el fondo, dos destructores y una corbeta de Armada Argentina con sonares activos", precisó Balbi en un parte diario.

En tanto, este sábado se informó sobre la solicitud de pase a retiro del jefe de la base de la Armada en Mar del Plata, contralmirante Gabriel González, quién tuvo trato directo con los familiares de los tripulantes del submarino. 

Balbi, al ser consultado sobre el tema, respondió que el personal de la Armada -tanto en Puerto Belgrano como en Mar del Plata- "están abocados a las dos responsabilidades más grandes: la búsqueda del submarino con sus 44 tripulantes y la contención a las familias, asistirlos y comunicarse con ellos".

Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes del submarino, había contado que, cuando viajó a Mar del Plata, las autoridades de la Armada lo recibieron amablemente, y fue González quien le dio el pésame y destacó que su hijo "era un gran marino".

La búsqueda del ARA "San Juan" comenzó el miércoles de la semana pasada, cuando la nave perdió contacto con la Armada. Este jueves, la fuerza confirmó que hubo un evento "consistente con una explosión" en la zona donde se busca al submarino, 
lo que generó conmoción entre los familiares que aguardan noticias en la Base Naval de Mar del Plata.

Balbi reiteró este sábado que hubo un reporte de avería en las baterías, pero que se solucionó. "Fue el miércoles 15 por la madrugada. (El capitán) dio una posición, el rumbo que llevaba y la velocidad. Informó de un principio de falencia eléctrica en compartimiento de baterías de proa. A las siete y media vuelve a comunicarse por telefonía satelital, informando que esa avería había sido subsanada, que tenía propulsión por el servicio eléctrico de popa y que seguía hacia Mar del Plata", recordó.

El vocero de la Armada reiteró, además, que "tanto para el personal de la Armada y el Ministerio de Defensa, las dos responsabilidades más grandes son la búsqueda y localización del submarino con sus 44 tripulantes y la contención de las familias". 

También este'sábado, la ex ministra de Defensa Nilda Garré declaró que el gobierno kirchnerista invirtió unos US$ 20 millones para poner a punto el sumergible, modelo ’85, que fue "reparado a nuevo, fue sometido  a todas las pruebas y navegó tres años más hasta este episodio".

"Es una canallada más de este gobierno querer echar los problemas que tiene un submarino en noviembre de 2017 a cosas que se hicieron hasta el año 2013, cuando se terminaron las reparaciones y fue sometido a pruebas durante el año siguiente"
, agregó Garré en declaraciones a FM La Patriada.

Por otra parte, la base naval de Mar del Plata fue escenario de otra manifestación de apoyo a las familias de los 44 tripulantes. También hubo un encuentro Comodoro Rivadavia, en una convocatoria espontánea, en la playa aledaña al acceso del puerto de la ciudad para testimoniar su apoyo y homenaje a los submarinistas.

En Mar del Plata algunos familiares brindaron su testimonio: Alberto Espinosa, padre de Franco (33 años) cabo principal en la sección eléctrica del ARA "San Juan", contó: "He llegado desde Jujuy con mi hija y mi nieta para saber algo más de lo que está pasando, soy muy optimista aunque las esperanzas cada vez son menores. Franco hace dos años esta viviendo en Mar del Plata, donde tiene a su esposa y a su hija, son ellas también las que nos dan fuerza para seguir".

Zulma Sandoval, madre de Celso Oscar Vallejos suboficial segundo del ARA "San Juan" dijo que no pierde las esperanzas. "No creemos que la marina ocultó información", dijo y aseguró: "No está dicha la última palabra y estaremos hasta último momento aquí, con este acompañamiento de la gente".

Fuente: Télam