Las “tote bags” se han convertido en un ítem básico en todos los hogares. Se trata de unas bolsas de tela sencillas, con asas largas y una capacidad suficiente para llevar de todo, desde las compras del supermercado hasta los objetos que suelen ir en la cartera. Además, son parte de una tendencia sustentable que busca eliminar por completo el uso de bolsas de plástico en todo el mundo.

El diseño es muy sencillo, lleva dos paños de tela rectangulares y dos asas o manijas largas. Es tan fácil de hacer que puede fabricarse con retazos textiles, utilizando -o no- una máquina de coser.

Materiales

Toda clase de tela sirve para fabricar una “tote bag” pero lo ideal es utilizar lona de algodón. Es más resistente, lavable y semi impermeable.
Vas a necesitar una tijera, máquina de coser (opcional), hilo y aguja (puede ser del mismo color de la tela o no), dos rectángulos de tela de 50 x 35 centímetros aproximadamente, 2 tiras de tela 55 x 8 cm. y una plancha de ropa.

Paso a paso

Lo primero de todo es elegir un textil para realizar la “tote bag”. Puede ser de cualquier tipo pero te será más útil y duradera si está hecha de un material resistente y lavable.

Cortar dos dos piezas de la tela seleccionada, de 50 x 35 centímetros aproximadamente. Colocar una encima de la otra, teniendo en cuenta qué lado preferís que se vea.

Para las manijas de la bolsa tendrás que cortar dos tiras de 55 x 7,5 cm.

Una vez separadas las piezas, es momento de coser. Comenzar por los laterales y la unión inferior (recordá dejar la parte de arriba sin coser).

Luego, hacer un dobladillo de unos 3 cm. en la parte superior que quedó abierta y coserlo por el lado interior de la bolsa.

Elegir una tela compuesta por un material resistente y lavable.

Para el siguiente paso es necesario utilizar una plancha para doblar dos veces las tiras de tela que funcionarán como manijas. Una vez que se vean del mismo ancho, coser con la máquina por los dos extremos.

El último paso consiste en coser las asas a la “tote bag”. Añadir una costura en forma de X para reforzar la unión, así resistirá mucho más peso.

Diseño personalizado

Una vez que esté lista la “tote bag” podés animarte a realizar un diseño sobre la misma. Elegí cómo te gustaría decorar tu bolsa y seguí estos consejos.

Utilizar una tinta de base acuosa y cubritiva (se consiguen en las tiendas de insumos para serigrafía) en el caso de que no conseguir, también se puede utlizar pintura para tela (se consigue en las librerías). La primera cubre más rápido que la segunda, pero con varias capas de pintura para tela se puede obtener el mismo resultado.
Además, vas a necesitar: acetato, trincheta, un marcador, el dibujo para hacer un stencil, cinta de papel, una esponja, mat de corte, secador de pelo y papel de diario.

Para crear un diseño sobre la "tote bag" se puede utilizar tinta de base acuosa o pintura para tela.

1) Crear el dibujo y copiarlo en el acetato con el marcador.

2) Colocar el acetato sobre el mat de corte y calar las piezas del dibujo que quieras extraer con la trincheta. La prolijidad en este paso es fundamental.

3) Para empezar a estampar, colocar el papel de diario o cualquiera que sea para reciclar, en el medio de la bolsa o detrás de la tela para no manchar la mesa de trabajo o la tela que está detrás en el caso de la bolsa.

4) Colocar el stencil sobre la tela en el lugar que desees y sostener con cinta blanca.

5) Comenzar a estampar con la esponja, cargando poca pintura, dando golpecitos sobre el stencil. Es preferible cubrir por repetición con poca pintura, que por cantidad de pintura de una sola vez.

6) Secar la estampa con secador de pelo en el caso de que haya que estampar muy cerca, sino dejar secar naturalmente.

7) Repetir la estampa la cantidad de veces que sea necesario.

8) Secar por el lado revés para asentar la pintura, con plancha bien caliente.

Ver comentarios