La Justicia rosarina ordenó a un hombre a pagarle a su expareja por las tareas del hogar que ella realizó cuando estaban juntos

El fallo del Juzgado Civil y Comercial 14 de Rosario entendió que esta mujer había aportado al enriquecimiento de su ex, con quien convivía, y colaborado en la compra de una casa y un auto. El hombre apeló el fallo que ahora deberá revisar la Cámara.

El juez Marcelo Quaglia, destacó que su decisión está fundado en “la perspectiva de género y en clave de Derechos Humanos”.

La sentencia de primera instancia, que fue apelada, señaló que la mujer cooperó en el crecimiento del patrimonio de su pareja “a través de la prestación de aportes económicos indirectos a partir de las tareas que desarrollaba en el hogar”.

Además sostuvo que gracias a ese trabajo en la casa, el hombre pudo cambiar su automóvil por uno más nuevo y mejorar la vivienda que había adquirido para ambos, bienes que están registrados a su nombre.

Cabe recordar que las tareas vinculadas a los denominados ‘quehaceres del hogar’, tienen un valor económico que debe ser reconocido de manera efectiva y palpable”, valoró el juez en la sentencia.

También sostuvo que “la perspectiva de género se evidencia como una herramienta esencial para eliminar desigualdades a partir de condiciones sociales, culturales, políticas, económicas y jurídicas, históricamente creadas a partir del sexo biológico”.

El artículo 660 del Código Civil y Comercial se visibiliza a nivel normativo el contenido económico de estas tareas, que insumen una cantidad de tiempo real y se traduce en valor económico, "ya que el tiempo, en una sociedad compleja como la contemporánea, es una de las variables de mayor contenido económico”, agregó el magistrado.

La unión convivencial había comenzado en 2010. Con dinero suyo, el hombre había  comprado un inmueble en la zona sur y lo registró a su nombre. También adquirió un  vehículo. Convivieron hasta 2017, cuando la unión se disolvió de mutuo acuerdo, y en esa ocasión la mujer se fue de la vivienda.

Al separse, la mujer de 32 años reclamó el 50% del valor de la propiedad y del auto, pero no tuvo respuesta favorable ya que él sostenía que el inmueble y el rodado fueron adquiridos con dinero propio, y de esta forma ella le inició un juicio..

El juez en lo civil y comercial Marcelo Quaglia, ordenó en febrero de este año, que el hombre debe pagar a su ex pareja un 25% del valor de una casa y de un auto.

La abogada de la mujer, María Belén Marzetti precisó en diálogo con  Rosarioplus.com que se siente "satisfecha con haber contribuido a esta resolución" y expresó su deseo deque este caso sirva para que en lo cotidiano se valoren de otra manera los que haceres del hogar, mejor llamado trabajo no remunerado”.

¿Qué es la compensación económica familiar?

La compensación económica es un derecho-deber personal de naturaleza familiar que se le otorga al cónyuge o conviviente que en razón de la ruptura ha sufrido un menoscabo en su patrimonio.

Puede ser un pago único o una renta. Puede pagarse con dinero, con el usufructo de algunos bienes o de cualquier otro modo.