Por Florencia Bombini
@florbombini

"En la discapacidad siempre se ve lo que falta, no lo que hay”
, le explicó a este medio Juan Ignacio Acosta, director de la compañía de arte inclusivo Las Ilusiones, que les da lugar a más de 300 personas, en su mayoría con síndrome de Down. Ellos son los que se lucen arriba del escenario cada fin de semana, demostrando que algunos mitos instalados en la sociedad son erróneos.

Con siete sedes en la ciudad de Buenos Aires y en provincia, esta compañía, señaló su director, “tiene un concepto claro, que es el de paradigma invertido”. ¿Cómo es esto? “Generalmente se piensa que la persona con discapacidad es la que se tiene que integrar, pero en este caso es a la inversa, la compañía da lugar e integra a las personas sin discapacidad”, agregó.

Cambio de concepto

Las distintas presentaciones en el escenario permiten que el público se vaya con conceptos distintos en relación con los que tenía antes de la función. Al respecto, Acosta, quien maneja este proyecto con solamente 31 años, señaló: “La gente se pregunta si pueden pensar, si tienen memoria. Muchos creen que no pueden, que no saben hablar, que les cuesta. Entonces esto cambia el concepto, desmitifica ciertas cosas”. A su vez, el director sostuvo que “se genera mucha empatía con el público, esa es la mejor definición. Les provoca mucha alegría ver el gran despliegue que hacen los chicos”.

Sus voces

Pedro
tiene 32 años y es el protagonista de “Los hermanos Montesco”, obra que se presenta los sábados en dos funciones en el Patio de Actores. La característica es que el joven es el único con discapacidad en el libreto. “Me eligieron para hacer ese papel, pero Romeo no tiene síndrome de Down. Me pone muy contento. Hago doble función y tomo siempre un té para la garganta”, explicó. Por su parte, Rocío, de 20 años, representa a Esmeralda en "El jorobado de Notre Dame", aunque a ella también le encanta "la danza", según contó en su visita a Crónica.

Juan Ignacio explicó que a través de las giras "intentamos generar un ingreso para estas personas que trabajan, lo recaudado en las funciones es para los actores”. En relación con la agenda, señaló que el 22 de noviembre comenzarán una serie de funciones que se extenderán hasta el 12 de diciembre tanto en Capital como en el conurbano. “Son 23 grupos y cada uno de ellos, de acuerdo con su taller, va a presentar una obra este año”, agregó el director.

Historia

La idea de conformar teatro inclusivo se concretó en 2009 y hasta 2014 se denominó Las Ilusiones de Alicia, en reconocimiento a la madrina Alicia Zanca, quien falleció en 2012. A partir de ese momento, Juan Ignacio tomó las riendas y comenzó a armar este gran proyecto. “Me había alejado de la rama terapéutica, pero el contacto con sus hijos, Juan y Mariano, mellizos con síndrome de Down, me hizo pensar en un espacio para ellos”, cerró Juan Ignacio Acosta, el responsable de ver felices a una enorme cantidad de chicos con discapacidad.