"No tropezarás dos veces con la misma piedra" dice un famoso refrán. Sin embargo, hay algunos que tropiezan con la misma piedra varias veces. Un joven que fue demorado en la Panamericana por venir con su auto y dos tablas de surf desde Brasil, como si nada hubiese pasado, volvió a violar la cuarentena y otra vez quedó al descubierto. 

Como lo captaron todas las cámaras y tras la gran cobertura de Crónica HD, el joven increpó a los periodistas y quedó demorado un buen rato en la Panamericana. Allí la policía le indicó que tendría que hacer la cuarentena obligatoria en su domicilio, lo cual asintió. Los patrulleros lo acompañaron hasta su casa en el barrio porteño de Flores

Sin embargo, las cámaras de seguridad captaron lo insólito: tras retirarse los patrulleros del lugar, el joven encendió su auto y se escapó, incumpliendo una vez más el aislamiento obligatorio. Según indica el periodista Paulo Kablan, "la policía tenia orden de certificar el domicilio y después debía quedarse en cuarentena".

El caso ahora seguirá por vías judiciales y es deber de la policía localizarlo para que cumpla la cuarentena como debe ser. En las redes se lo calificó como "el boludo" o "el cheto" y cuando se pensaba que ya había entendido, parece que esto no es así ya que nuevamente puso en riesgo su salud y la de todos violando el aislamiento. 

Ver más productos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Ver más productos