Lourdes Maldonado López,México, que había denunciado persecuciones y amenazas, fue asesinada este domingo en la ciudad de Tijuana, en el estado fronterizo mexicano de Baja California.

Fue encontrada sin vida dentro de su auto, con un disparo en la sien. Ella esta regresando a su casa. En 2019, le había pedido protección directamente al presidente Manuel López Obrador en una de sus conferencias de prensa.

La periodista estaba bajo un mecanismo de protección que brinda la Secretaría de Gobernación, pero en ese régimen no contaba con una guardia permanente.

"Duele mucho lo que pasó en Tijuana, vamos a llevar a cabo toda la investigación", afirmó López Obrador desde el Palacio Nacional.

"Hay que ver el móvil, si hay vinculación con la denuncia de tipo laboral y ver quiénes son los responsables. Verlo con mucha responsabilidad, aunque sea redundante, quiénes fueron, si hay autores intelectuales, quiénes son los autores materiales", sostuvo el presidente mexicano.

Maldonado le planteó una situación de conflicto que la mantenía enfrentada con el exgobernador de Baja California Jaime Bonilla.

Vengo también aquí para pedirle apoyo, ayuda y justicia laboral, porque hasta temo por mi vida, porque se trata de un pleito que tengo seis años con él. Lo hago porque se trata de su senador con licencia, de su coordinador de delegaciones y su candidato, próximo candidato a la gubernatura de Baja California, Jaime Bonilla, por eso estoy aquí pidiendo su apoyo”, dijo Lourdes al presidente en la conferencia de prensa. 

El exgobernador de Baja California Jaime Bonilla a quien Lourdes denunció.

Hace unos días, Maldonado le ganó un conflicto laboral al exgobernador Bonilla, para quien trabajó en un proyecto periodístico en Televisa.

Bonilla negó estar relacionado de cualquier forma con el asesinato de la periodista. En una entrevista en la que lamentó el crimen y mandó su pésame a los deudos de la comunicadora contra la que sostuvo un litigio que terminó en el fallo a favor de ella.

La disputa legal que sostuvieron involucró una remuneración en favor de Maldonado 25  dólares mil. 

El ex gobernador aseguró que ella “tenía un trámite, una demanda laboral de hace muchos años con la empresa”.

Según él esto nunca se elevó a nivel personal y que no tenía trato directo con ella no se había presentado en “muchos años”.

“En una ocasión fue a visitarme cuando yo era gobernador, sobre varios temas que tenía ella, pero siempre hubo buena relación, dijo durante el programa transmitido por Grupo Fórmula. 

En cuanto a la relación que pudiera establecerse entre la demanda laboral con el asesinato,  Bonilla dijo: “Nosotros somos gente de paz”.

“Yo nunca sentí, ni vi, ni oí que hubiera una amenaza de nadie contra ella”, declaró y expresó que este tipo de crímenes son una situación “muy difícil” en Tijuana, pues representó el segundo homicidio de un comunicador en un periodo de una semana.

Lourdes Maldnado en 2019 pidiendo ayuda al presidente durante una conferencia de prensa

“Yo fui gobernador durante dos años y no recuerdo tener ningún incidente de este tipo con los periodistas, siempre se les cuidó”, dijo. 

Lo cierto es que la periodista pidió ayuda al presidente.  “No sé por qué se atrevió a hacer eso, porque nunca hubo una amenaza, ni siquiera una discusión con ella. Tal vez sintió que con esa manera se protegía si alguien le hacía algo”, dijo el ex gobernador.

La Fiscalía General del Estado de Baja California no descarta ninguna hipóresis.

El de Maldonado es el tercer asesinato de periodistas en México en lo que va de enero, y el segundo caso registrado en Tijuana.