Investigadores de la Universidad de California dieron a conocer su preocupación por un desastre natural que no sólo podría llegar antes de lo previsto, sino que lo haría con consecuencias altamente devastadoras.

Se trata del fenómeno climático conocido como Big One, originalmente considerado como un terremoto, pero que ahora se cree que podría presentarse como una inundación de dimensiones épicas, capaz de transformar esa región de Estados Unidos en un gigantesco mar interior.

La alarma, según informó la agencia Ansa, fue lanzada por un estudio publicado en Science Advances que muestra cómo el cambio climático ha duplicado las posibilidades de una mega inundación en California en los próximos 40 años.

Un desastre natural que solamente tiene un precedente en 1860, cuando comunidades y pueblos enteros fueron arrasados en minutos y 4.000 personas murieron. Daniel Swain, investigador de la Universidad de California que participó en el estudio, le dijo a la cadena CNN que "el Big One del agua sería un fenómeno nunca antes visto y el desastre natural más costoso de la historia".

Para comprender mejor el alcance del fenómeno, el investigador lo comparó con las devastadoras inundaciones que recientemente azotaron a Kentucky, matando a unas 30 personas. Solo que en este caso las inundaciones golpearían un área muy grande y pondrían en peligro a millones de personas.

La principal causa de tal desastre es el cambio climático que en todo el mundo provocó un aumento de las lluvias torrenciales con las consiguientes inundaciones. La región de California, además, está predispuesta a este tipo de fenómenos y, siendo un estado básicamente árido, en el pasado también se benefició de ello. Pero el calentamiento global hizo que este tipo de manifestaciones sean más frecuentes y violentas.

La zona más afectada según los investigadores sería el Valle Central, con las ciudades de Sacramento, Fresno y Bakersfield como principales focos. Un área inmensa y que produce una cuarta parte del suministro de alimentos en Estados Unidos.

También por eso una inundación de tal magnitud como para anegar todo el valle corre el riesgo de ser el desastre natural más caro de la historia, advirtió el estudio, que calculó los daños en 1.000 millones de dólares, cinco veces aquellos del huracán Katrina, que hasta ahora ostenta el récord.   

Ver comentarios