Lira Plaksina, de 47 años, fue sentenciada a cuatro años de cárcel después de haber cortado el pene de su marido luego de que este regresara a la casa que compartían en estado de ebriedad y exigiendo tener relaciones sexuales.

El juez a cargo del caso declaró culpable a Plaksina por haber lastimado a su marido mientras estaba dormido y no podía defenderse.

Lira Plaksina, la atacante.

Según informó el Daily Mail, la mujer consideró que los cuatro años son un pena blanda para lo que hizo, se reía y tiraba besos en la corte.

Los vecinos de la pareja aseguraron que ambos tenían una “relación de mucha tensión” y que sus peleas eran bastante “ruidosas y constantes”.