Hace 40 horas tratan de rescatar a " Frida". (AFP)
La menor se comunica a través de golpes.

 

Ningún familiar la reportó como desaparecida.
Maestras aseguraron que Frida "no existe".

Apareció la cara de una niña "fantasma" entre los escombros de la escuela derrumbada donde tratan de rescatar hace más de 40 horas a Frida, una nena de 12 años que quedó sepultada bajo la estructura tras el sismo.

Lo curioso, es que el nombre de la supuesta alumna no figura en los registros y ningún familiar la ha reportado como desaparecida. Los socorristas detectaron la presencia de la menor con un sensor térmico, un escáner y un perro entrenado.

Uno de ellos afirmó escuchar a la niña decir: "Tengo sed, estoy bien. No se tarde". El resto, se comunica con ella a través de "golpes".

A pesar de su situación, no escucharon llantos ni gritos de la nena. La menor, aguanta el peso de la construcción debajo de una mesa de mármol en el salón de inglés de primer año de secundaria. 

Mientras tanto, la escuela reportó que no hay ninguna alumna con el nombre Frida Sofía. Además, aclaró que todas las " Frida" y las "Sofía" ya habían sido rescatadas. "No existe, Frida Sofía no existe", decían las maestras.

La nena que ya cumplió 40 horas bajo los escombros, se limitó a decir que está "muy cansada". Aún no se ha tenido contacto visual con la menor. 

Trascendió una versión que dice que Frida no es su verdadero nombre si no que un socorrista eligió llamarla " Frida" y ella respondería con golpes en los escombros. 

La historia de Monchito, el niño fantasma de terremoto del 85 que se parece al caso de Frida Sofía

Y está es la razón del porque las están comparando 32 años después.

Comparación con la historia del fantasma "Monchito"

32 años atrás, México sufrió un terrible terremoto como ocurrió este 19 de septiembre. Sin embargo, no es la única coincidencia. Ahora, comparan la historia de " Frida" con la de "Monchito", el niño fantasma del terremoto de 1985.

El nene de 9 años quedó atrapado entre los escombros de una vecindad en la Venustiano Carranza, donde vivía su abuelo. Su familia lo buscó por los escombros de toda la vivienda, el caso tuvo una intensa cobertura mediática. Al final, nunca lo encontraron.