Este domingo, autoridades y organismos de socorro de Ecuador informaron que cinco personas murieron y otras 26 resultaron heridas en esta jornada a causa de una explosión en Guayaquil. Tras los hechos, el gobierno ecuatoriano atribuyó al crimen organizado que golpea al país.

"Mercenarios del crimen organizado, que han narcotizado la economía durante mucho tiempo, ahora atacan con explosivos; no es un problema de la Policía de Ecuador, es una declaración de guerra al Estado", escribió en su cuenta de la red social Twitter el ministro del Interior, Patricio Carrillo, al compartir la noticia, según publicaron el diario El Universo y la agencia de noticias AFP.

De esta manera, la explosión, cuyas causas no habían sido precisadas por las autoridades hasta esta tarde, afectó también a ocho viviendas y dos autos, que quedaron destruidos, de acuerdo con el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

Además, a través de Twitter de la Policía local se detalló que due una "explosión de proporciones".



Por su parte, el diario El Comercio, de Guayaquil, describió que "la explosión fue tan potente que destruyó gran parte de tres viviendas"; que "los postes y los cables del alumbrado público también cayeron al piso", y que "varios vehículos que estaban en la calzada terminaron totalmente afectados".

Ya en horas de la tarde, la Municipalidad de Guayaquil elevó de 16 a 26 la cantidad de heridos por la explosión y aclaró que 10 de ellos estaban en "estado crítico", según el periódico.

Ver comentarios