Un hallazgo conmocionó a México. El cadáver de Daniel Cipolat, un argentino radicado en esa nación desde hace más de 10 años, fue encontrado este jueves en el jardín de la casa de su secretaria, situada en Cancún, luego de que la mujer se lo confesara a uno de los hijos de la presunta víctima.

El joven había viajado al país del norte luego de la mujer anunciara la muerte de Cipolat, de 60 años, quien se dedicaba a dar conferencias sobre asuntos cósmicos que usualmente compartía en Internet.

El hombre, apodado “Dandelion” (del inglés, Diente de León), el 28 de agosto había contado en una publicación en su cuenta de Instagram que tenía coronavirus. "Cuando todo haya terminado, si estoy para contarlo, daré mis conclusiones", sostuvo en ese post.

Pero, como la llegadad a México de su hijo Nicolás el 13 de septiembre derivó en una investigación que terminó con el pedido de captura de su secretaria por falsificación de acta de defunción, los responsables de la pesquisa no descartan que esas líneas hayan sido escritas por la mujer, quien ahora se encuentra prófuga y fue identificada como Linda Uribe.

La mujer, además de asistente, era pareja de Cipolat, con quien convivía desde hacía algún tiempo.

En el último post que registra la cuenta de la supuesta víctima, que tiene más de 20 mil seguidores, el 29 de agosto se anunció que el conferencista iba a participar en un evento en Cancún programao para el 30 y el 31 de octubre, y el 2 de noviembre.

 

La Justicia mexicana llevará ahora adelante la autopsia del cuerpo para determinar la fecha y la hora de muerte del argentino, según informaron medios internacionales.

Ver comentarios