La Policía investiga a los responsables de una escuela en Nueva Delhi, India, acusados de tomar como rehenes a un grupo de nenas de cinco años para que sus padres pagaran sus deudas con ese centro docente.

Según medios locales, fueron 16 las menores que pasaron más de cinco horas encerradas en el sótano de la escuela de mujeres "Rabea".

Uno de los padres, Imran, dijo: "Encontré a mi hija sentada sobre el suelo del sótano de la escuela, junto con otras llorando".

"Cuando les preguntamos a los profesores por qué las habían encerrado, dijeron que los directivos se lo ordenaron porque no habían recibido los pagos por estas alumnas", explicó.

Otro de los padres, Zia-Ud-Din, dijo que algunas de las nenas fueron retenidas pese a que sus deudas habían sido saldadas.

"Las nenas tenían sed y estaban sufriendo de calor. La Policía nos ayudó. Incluso después de que mostré las pruebas del pago, la directora no se disculpó ni arrepintió de lo sucedido", sentenció.

La directora, Farah Diba, rechazó las acusaciones y dio la insólita excusa de que el sótano es el lugar "de juegos" y agregó que "normalmente se encuentran sentadas allí, pero el ventilador estaba en reparación aquel día".