Un bebé de dos años desapareció en el estado estadounidense de Virginia a principios de semana después de que la madre lo dejara durmiendo en la casa rodante donde viven. El chiquito, identificado como Noah Tomlin fue visto por última vez alrededor de la 1 de la madrugada del lunes, pero la madre del bebe lo reportó como desaparecido recién a las 11:30 de la mañana del día siguiente según dijo el jefe de la policía local, Terry Sult.

La policía lanzó una intensa búsqueda por tierra, aire y mar, pero no pudieron encontrar a Noah en ningún lugar, por lo que llamaron a otras agencias locales, e incluso al FBI, para obtener ayuda. En la conferencia de prensa del miércoles, Sult dijo que aún esperan el regreso seguro de Noah, pero agregó que "estamos analizando todos los aspectos potenciales a los que este caso nos puede llevar".

"Estamos volcando cada piedra.Estamos haciendo todo lo posible para llevar a este niño a casa de manera segura", dijo el policía. Y luego, agregó que no están descartando nada hasta que encuentran a Noah y dijeron que, mientras toman esto como el peor de los casos, esperan lo mejor.

En cuanto a la investigación, la policía dice que no ha encontrado ninguna evidencia que indique si el niño abandonó su hogar o si fue secuestrado. Por el momento, además, no hay indicios para imputar a los padres del nene quienes están cooperando con los investigadores, dijeron las autoridades.

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos