Los sondeos de boca de urna difundidos durante la madrugada, cuando aún el escrutinio oficial avanzaba a cuentagotas, otorgó una amplia victoria en primera vuelta al binomio de Luis Arce y David Choquehuanca, del partido MAS del ex presidente Evo Morales.

 


La victoria en los comicios marca el retorno del Movimiento Al Socialismo al poder en Bolivia, 11 meses después de que Morales fuera obligado a renunciar por la cúpula militar y policial, en un golpe de Estado concretado en medio de protestas en las calles por supuestas irregularidades en la reelección del exmandatario, tras casi 14 años de mandato.

 

 

Los saludos de los principales dirigentes de la región y de todo el mundo no se hicieron esperar. Tal es así que el presidente Alberto Fernández felicitó a Arce, destacando que "no solo es una buena noticia para quienes defendemos la democracia en América Latina; es, además, un acto de justicia ante la agresión que sufrió el pueblo boliviano".

A su vez, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tuiteó sus "felicitaciones a Lucho Arce y David Choquehuanca que, junto a Evo, construyeron en Bolivia un gran triunfo popular. La Patria Grande feliz".


También, el canciller Felipe Solá evaluó que "el pueblo boliviano hizo justicia recordando la excelente gestión de Evo Morales" y recordó que Argentina "no reconoció nunca a los golpistas transformados en gobierno de facto".

 

Otro de los que celebró el triunfo del MAS fue el presidente venezolano Nicolás Maduro, quien se esperanzó que el pueblo boliviano "retome el camino democrático". A través de un comunicado, califica el resultado de los comicios como un "amplio e inobjetable triunfo del Movimiento Al Socialismo (MAS)", en lo que consideró una "histórica jornada electoral".

 

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) felicitó al pueblo boliviano "por haber restablecido la democracia. Felicidades a Luis Arce y a mi amigo Evo Morales que después de un año difícil pueden ver respetado el voto popular", afirmó Lula en las redes sociales.

El sábado Lula habló telefónicamente con Arce en el marco de la visita a La Paz realizada como observadora no oficial de las elecciones de la presidenta de su Partido de Los Trabajadores, Gleisi Hoffmann. "Espero que Bolivia retome el camino del desarrollo con inclusión y soberanía", afirmó el expresidente.

Otro de los que celebró la victoria de MAS fue el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien tuiteó: "El año pasado Evo ganó con 10% y Almagro gritó ¡fraude! Ahora ganaron con 20%, lo cual demuestra que el único fraude fue Almagro. Si tuviera algo de decencia -que no la tiene- renunciaría. Su deshonestidad ha costado democracia y sangre. ¡Jallalla Bolivia!"

Miguel Díaz Canel, el presidente de Cuba, no se quiso quedar afuera de los saludos y también felicitó a Arce vía Twitter.

"Felicitaciones al #MAS, que ha recuperado en las urnas, el poder que le fue usurpado por la oligarquía, con la complicidad de la #OEA y la guía imperial. #Cuba comparte alegría por el triunfo de #LuisArce. Renace ideal bolivariano", publicó.


 

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, también saludó al pueblo boliviano por su "conducta cívica" en las elecciones y felicitó al candidato presidencial.

 


En un mensaje de Twitter, Almagro adjuntó una declaración de la misión de observación electoral de la OEA en Bolivia que "reconoce al pueblo boliviano por la jornada electoral llevada a cabo este domingo". En otro mensaje de la red social, Almagro saludó también a Arce y a su compañero de fórmula, David Choquehuanca.

"El pueblo de Bolivia se ha expresado en las urnas. Felicitamos a @LuchoXBolivia y @LaramaDavid deseando éxito en sus labores futuras", escribió Almagro. "Estoy seguro que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para su país. Un reconocimiento al pueblo boliviano", agregó.

 

 

Ver comentarios