Un insólito episodio en una cárcel de mujeres en Nueva Jersey, en Estados Unidos. Dos presas quedaron embarazadas tras mantener relaciones sexuales consensuadas con otra compañera interna transgénero, lo que revivió el debate sobre una ley aprobada que permite a los detenidos sean alojados en las prisiones de acuerdo con su identidad de género.

Esta noticia sorprendió al mundo en las últimas horas al conocerse las cartas escritas por las mujeres privadas de su libertad en las que describieron las circunstancias sobre sus embarazos en el Centro Correccional de Edna Mahan, la única cárcel de mujeres de Nueva Jersey.

 

Dan Sperrazza, director ejecutivo de asuntos externos del Departamento de Correcciones, dijo que los embarzos fueron producto de tener "relaciones sexuales consensuadas con otra persona encarcelada".

"Si bien aún no hay una decisión disciplinaria o de alojamiento específica que pueda considerarse en vista de estos acontecimientos, siempre se reserva todas las opciones para garantizar la salud y la seguridad de las personas bajo su custodia", explicó.

Asimismo, el funcionario —que no quiso revelar la identidad de las personas implicadas— indicó que abrieron una investigación para esclarecer los hechos, sin dar más detalles.

 

Este episodio en una cárcel de Nueva Jersey, en la que hay alojadas 27 mujeres trans, revivió los cuestionamientos de algunos sectores en contra de la ley aprobada en 2021 que permite que los presos sean alojados en las cárceles de ese estado de acuerdo a su identidad de género

La legislación fue parte de un acuerdo de una demanda de derechos civiles presentada por una reclusa que fue obligada a vivir en prisiones para hombres durante 18 meses. Ella denunció que no la protegieron de otros reclusos que la acosaban y abusaban. Unas semanas después de la denuncia, esa presa fue trasladada al Centro Correccional Edna Mahan.

Ver comentarios