Nirvana alcanzó su etapa de apogeo en 1991 con el lanzamiento de Nevermind, el disco que pasó a la historia por su icónica tapa: un bebé desnudo nadando en una pileta que persigue un dólar.

Ese pequeño ya tiene 30 años, se llama Spencer Elder y el pasado martes presentó una demanda en el tribunal federal de Los Ángeles contra la banda por pornografía infantil.

En su presentación judicial, el joven apuntó contra los ex miembros de la banda de grunge originaria de Seattle, Dave Grohl y Krist NovoselicCourtney Love como heredera del patrimonio de Kurt Cobain, quien se suicidó en 1994, Kirk Weddle, el fotógrafo de la portada.

Spencer alega que la banda, compañías discográficas y directores de arte violaron las leyes federales de pornografía infantil y afirma que sus padres nunca firmaron una autorización que le permitiera a Nirvana usar la foto, tomada en un centro acuático de Pasadena en 1990.

Según el documento, el joven de 30 años denuncia que su "identidad y nombre legal están ligados para siempre a la explotación sexual comercial que experimentó cuando era menor de edad y que se ha distribuido y vendido en todo el mundo desde que era un bebé hasta la actualidad". 

Como resultado, Elden "ha sufrido y seguirá sufriendo daños de por vida" y pide 150.000 dólares a cada uno de los 17 acusados o una indemnización no especificada que se determinará en el juicio.

Lo curioso de la demanda es que también incluye a Chad Channing, que fue batería de la banda en sus primeros años, pero que abandonó la formación en 1990, es decir, antes de que se editara Nevermind.

Los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer”, asegura la denuncia presentada en un juzgado californiano y que fue recogida por medios estadounidenses.

Meses atrás, Elden ya había manifestado su resentimiento hacia Nirvana, ya que a pesar de haber ganado millones de dólares con Nevermind (lleva vendido más de 30 millones de copias), nunca se comunicaron con él ni lo hicieron partícipe de las ganancias.

Todos los que participaron en el disco tienen toneladas y toneladas de dinero. Me siento como si fuera lo último del grunge. Vivo en casa de mi madre y conduzco un Honda Civic. Es difícil no enojarse cuando oís la cantidad de dinero que había en juego”, expresó.

“Mis padres sabían quiénes eran, pero no estaban muy interesados en la escena grunge. Mi padre, Rick (quien trabajaba en Hollywood como artista de efectos especiales], asistía en ese momento a la escuela de arte y sus amigos le pedían a menudo ayuda para sus proyectos", explicó cuando se cumplieron 25 años de su histórica fotografía.

Y completó: "Así fue como su amigo Kirk lo llamó y le dijo: ‘¿Querés ganar algo de dinero hoy y tirar a tu hijo a la pileta?’. Mis padres me llevaron allí, al parecer me soplaron en la cara para estimular mi reflejo de inmersión (que hace que los bebés cierren la glotis en el agua), me sumergieron, me hicieron algunas fotos y me sacaron. Eso fue todo. Les pagaron 200 dólares y se fueron a comer tacos después”.

Spencer Elder posando con la tapa del disco de Nirvana.

¿Cómo nació la tapa de Nivermind?

La portada de Nevermind está considerada como una de las más icónicas de la historia del rock y muestra a un bebé buceando en una piscina hacia un billete de un dólar que prende de un anzuelo.

El disco recorre la depresión, la rabia y la angustia, se ganó un espacio en las listas de éxitos gracias al sencillo Smells Like Teen Spirit y marcó la historia de la música a comienzos de los 90.

Según Cobain, tuvo la idea cuando viendo un programa de televisión sobre nacimientos bajo el agua con Dave Grohl. Cobain se lo mencionó al director artístico de la discográfica Geffen Records, Robert Fisher. Este encontró varias imágenes impactantes, pero eran demasiado explícitas.

Además, la casa de valores que controlaba la foto de un bebé nadando pidió 7500 dólares al año por su uso, así que en lugar de adquirirla, Fisher envió un fotógrafo a una piscina para bebés para tomar fotos.

Se consideraron cinco fotos y la banda se quedó con una instantánea de un bebé de tres meses llamado Spencer Elden, el hijo del amigo del fotógrafo, Rick Elden. Sin embargo, aún existían algunos inconvenientes para la discográfica, ya que el pene del bebé sea veía perfectamente en la imagen.

Por lo que Geffen preparó una portada alternativa sin el pene, porque temían que pudiese ofender al público, aunque cedieron cuando Cobain dejó claro que el único compromiso que aceptaría sería una pegatina que cubriese el pene y en la que pudiese leerse: "Si esto te ofende es que eres un pedófilo encubierto".

Y a pesar de su demanda y reciente malestar público, Elden recreó la imagen en más de una oportunidad, tanto como adolescente como adulto.

Incluso en 2016, cunado el disco cumplió 25 años, el joven realizó una nueva producción fotográfica, a cargo de John Chapple, y cobró la misma suma que a los tre meses: 200 dólares. Le dije al fotógrafo, ‘hagámoslo desnudo’. Pero él pensó que sería raro”, comentó en ese entonces Elden al diario New York Post.

En esa oportunidad, Spencer contó que nunca conoció a ninguno de los miembros la banda. Además, confesó: “El aniversario significa algo para mí. Es extraño porque hice esto durante cinco minutos, cuando tenía cuatro meses, y se convirtió en una imagen realmente icónica”.

El joven recreó la foto cuando Nivermind cumplió 25 años en 2016.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos