En los últimos días se volvieron virales los vídeos sobre personas que aseguran estar magnetizadas luego de ser inmunizados contra el coronavirus. Por ello, una enfermera antivacunas decidió comprobar esta teoría con un experimento que no resultó como esperaba.

La mujer identificada como Joanna Overhol, se presentó ante la Cámara de Representantes de Ohio, Estados Unidoscon la intención de demostrar que las vacunas contra el covid magnetizan a las personas. 

En una audiencia pública en la que se trataba un proyecto de ley que tiene como objetivo prohibir adquirir a las escuelas y empresas que necesiten vacunas contra el virus, Overhol tomó la palabra junto a Sherri Tenpenny, una reconocida promotora del movimiento antivacunas, informó el medio The Columbus Dispatch. 

Tenpenny fue la primera en hablar: "Podés poner una llave en tu frente y se pega. Podés poner cucharas y tenedores por todas partes y se pueden pegar, porque ahora creemos que hay un porción de metal en eso". 

Por su parte, la enfermera Overhol trató de demostras que las palabras de Tenpenny eran verdad. Para ello colocó objetos metálicos en su pecho y cuello, los cuales no se adhirieron como esperaba. 

"Tengo una llave y una hebilla de cabello aquí. Explíquenme por qué se me pega la llave", afirmaba mientras se colocaba los elementos, los cuales apenas cayeron cuando retiró su mano.