El papa Francisco concedió una entrevista mano a mano a la agencia de noticias Télam. Allí, el sumo pontífice analizó cuestiones centrales de la coyuntura argentina.

Desde cuestiones que son objeto de debate público —entre ellos la salida global de la pandemia—, hasta la emergencia ambiental, las guerras que "desangran al mundo", la importancia de los jóvenes, los discursos de odio y la manipulación mediática.

“De la crisis no se sale solo, se sale arriesgando y tomando al otro de la mano”, aseguró el Papa desde una habitación acondicionada para esta ocasión en el Vaticano.

Durante su extensa conversación, diálogo con la presidenta de Télam, Bernarda Llorente. Francisco reivindicó el compromiso de los “pastores del pueblo”, contó aspectos desconocidos de su encíclica “Laudato Si” y planteó una suerte de balance de su papado a poco de cumplir una década de haber sido ungido Pontífice.

Durante el encuentro, que se extendió durante una hora y media, también reveló cuáles son los cuatro principios políticos que lo ayudan a reflexionar. En ese sentido, no dudó en calificar como una “profecía” el sueño de unidad latinoamericana de José de San Martín y Simón Bolívar.

“Hay un filósofo llamado Rodolfo Kusch, que es el que mejor captó lo que es un pueblo. Es uno de los grandes cerebros argentinos y, como sé que me van a escuchar, recomiendo su lectura”, señaló Francisco durante su íntima conversación.

“Usar la crisis para el propio provecho es salir mal de la crisis y, sobre todo, es salir solo. De la crisis no se sale solamente, se sale arriesgando y tomando al otro de la mano”, le dijo Jorge Bergoglio, en un diálogo histórico sobre sus nueve años de papado, su visión del futuro y la necesidad de nuevas respuestas para enfrentar transformaciones “en armonía con la creación, con el universo”.

Ver comentarios