Con el hallazgo del cuerpo de una mujer, suman 23 los muertos por el derrumbe en dos edificios en una favela de Río de Janeiro y los bomberos dieron por cerrado su trabajo en los escombros, mientras la policía ordenó la captura de los responsables de la construcción ilegal de los predios.

Los restos de la mujer fueron encontrados este domingo debajo del montículo de concreto y acero en la comunidad Muzema, ubicada en el oeste carioca, señaló la agencia Dpa.

Un menor y su madre continuaban internados este lunes en el Hospital Miguel Couto, en el barrio Gavea, en el sur carioca.

Se pagarán 1.000 reales (250 dólares) a quien aporte informaciones sobre los prófugos que estarían ligados con las "milicias" parapoliciales que controlan la favela.

Las construcciones colapsaron el 12 de abril luego de una tempestad que causó inundaciones y deslaves en las comunidades.

Al menos tres predios contiguos a los siniestrados serán demolidos y otros permanecen desocupados hasta que se emita un informe sobre el estado de sus estructuras.