Aunque parece algo completamente imposible, esta historia es 100% real. Un "duro" orgasmo casi le cuesta la vida a una mujer de 45 años de edad. Según informó una revista científica, la víctima tuvo un desgarro en la pared del corazón a raíz de la potencia de la relación sexual que mantenía con su pareja. Este caso extraño dio que hablar en todo el mundo y causo furor entre los usuarios de las redes sociales

En estos últimos años, debido a la exploración de nuevas posiciones, fetiches o lugares, es cada vez más común encontrar personas que tienen alguna anécdota impensada que se relaciona con estas prácticas. Pese a lo inusual del caso, no es la primera vez que los profesionales de la salud deben salir a explicar ciertas dificultades que se pueden dar durante el sexo y que de no ser tratadas pueden ocasionar terribles problemas de salud.

Cabe destacar que la misma biología establece que las relaciones sexuales son un tipo de actividad física de potencia moderada. Sin embargo, es importante señalar que la intensidad del acto dependerá de los participantes, es decir, cada uno de los individuos puede alcanzar y percibir distinta fuerza en el mismo encuentro. Teniendo en cuenta esta noción, se puede decir que las características de cada coito son únicas y se correlaciona con el estado físico y emocional de las personas.

El sexo es considerado una actividad física. 

Asimismo, hace un tiempo, un artículo de Plos One señalo que los hombres gastan 100 Kcal, mientras que las mujeres 69 Kcal. Además, en el informe se sostiene que "por cada minuto de sexo, el hombre consume de media 4,2 Kcal y las mujeres 3,1 Kcal". Al relacionar esta información, no resulta tan extraño que una persona se le "rompa" el corazón luego de tener un fuerte orgasmo. 

La revista American Journal of Case Reports, dio a conocer la historia de una mujer de 45 años que acudió al servicio de urgencias con un fuerte dolor en el pecho, sudoraciones frías en el cuerpo, hipertensión, dificultades para respirar y náuseas. Rápidamente, fue ingresada a terapia y fue recuperada. El informe medicó diagnóstico a la femenina con hipertrofia ventricular izquierda, es decir, la pared de la cámara de bombeo principal del corazón había aumentado su grosor, lo que provocaba el aumento de presión y la debilitación de la acción de bombeo.

Lo que le sucedio a la mujer se conoce como síndrome aórtico agudo (SAA) y es producido por un hematoma intramural del arco aórtico distal y la aorta torácica descendente. "Se trata de un proceso patológico grave que pone en peligro la vida. Uno debe acudir a Urgencias de forma inmediata. La mayoría de las veces se diagnostica sin relación con el sexo", se informó desde la organización científica. 

Cuando llego al orgasmo sintió que se le estalló el corazón. 

Tiempo después, cuando la paciente se estabilizó, contó que sintió un "estallido" en el corazón y un intenso calor en la espalda durante el momento del clímax mientras tenía sexo con su marido. Tras acabar con el acto, su estado de salud decayó considerablemente y pensó que sé moria. A la víctima se le administraron antihipertensivos intravenosos y finalmente se dio de alta, pero con un seguimiento ambulatorio programado.

Ver comentarios