Aunque la La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró que sigue "firmemente convencida" de que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19 superan a los riesgos de efectos secundarios, Europa ya comenzó a buscar alternativas y garantizar que haya otras vacunas en cantidades suficientes para todos los países miembros.

Esto debido a que varios estados europeos como Alemania, Francia, Italia, España y Suecia entre otros, suspendieron el uso de la vacuna Astrazeneca por varios casos de trombosis o coágulos de sangre entre los inoculados.

Pese a la declaración de la EMA, que aseguró además que por el momento no encontraron "indicios" que demuestren que los casos de trombosis registrados en personas que recibieron el fármaco del laboratorio anglo sueco estén relacionados con su administración, las autoridades de la UE  ya pusieron manos a la obra para buscar llenar el vació que dejará la suspensión.

En primer lugar cerraron un nuevo contrato con la estadounidense  Pfizer para comprometer hasta 500 millones de dosis durante 2021.Al igual que Moderna o la propia AstraZeneca, se trata de vacunas que requieren doble dosis para completar la inmunización contra el coronavirus.

Pfizer y Moderna son las dos vacunas que, hasta ahora, se están empleando para inmunizar a las personas mayores de 65 años en territorio europeo. El abastecimiento parece asegurado pese a los problemas de suministro iniciales que tuvo  Pfizer en su planta de Bélgica.

La Comisión Europea se propone también el uso masivo de la vacuna monodosis de Johnson (Janssen, en Europa), cuyo uso fue aprobado por la EMA la semana pasada. Al igual que AstraZeneca, utiliza la tecnología de virus vector, con la diferencia de que no necesita de una segunda dosis para despertar la reacción inmunitaria.

La farmacéutica planea iniciar el suministro de su vacuna, primera de dosis única en la Unión Europea, en la segunda quincena del mes de abril. Prevé que lleguen a los países europeos 200 millones de dosis durante todo este año.

Por otra parte, varios gobiernos europeos ya fijaron su vista en Rusia y su vacuna, la Sputnik V. Las autoridades europeas han comenzado el proceso de validación para autorizar el uso de esta vacuna en el continente. De hecho, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) anunció que firmó acuerdos con España, Italia, Francia y Alemania para poder iniciar la producción de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V.

Esta vacuna, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya con la financiación del RDIF y aprobada en Rusia el 11 de agosto de 2020, fue la primera vacuna contra el coronavirus registrada en el mundo y tiene una eficacia del 91,6%, de acuerdo con los resultados de los estudios clínicos.

El medicamento se registró para el uso de emergencia ya en más de 50 países. La vacuna está a la espera de la aprobación de la EMA para ser utilizada en la UE pero algunos países europeos, como Hungría y Eslovaquia, ya la autorizaron.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos