Un italiano hirió a tiros y al grito de consignas fascistas a cuatro inmigrantes de "raza negra" en una ciudad del este de Italia donde esta semana se halló el cuerpo de una adolescente víctima de un brutal crimen por el que fue acusado un nigeriano, informaron la policía y medios locales.

El agresor fue detendio.

El agresor, identificado por los medios como Luca Traini, de 28 años, disparó en un barrio de inmigrantes de la ciudad de Macerata con una pistola Glock desde un auto tras haber hecho el saludo romano (el brazo derecho en alto) y mientras gritaba "Viva Italia" con una bandera del país europeo en la espalda.

Antes de ser detenido gritó "Viva Italia!

El atacante, de cabeza rapada, fue detenido por la policía cuando descendió del vehículo en una plaza, informó la edición online del diario La Republica.

Los paramédicos asistieron rápidamente a los heridos.

Según la reconstrucción policial que mostró la cadena de TV Rai, los heridos fueron cuatro "extranjeros de raza negra", en una supuesta "venganza" contra la comunidad nigeriana por el asesinato de Pamela Mastropietro, de 18 años, cuyo cuerpo desmembrado fue hallado esta semana en Macerata, dentro de una valija.

Una de las vainas de los proyectiles.

El crimen conmocionó a Italia, y por el hecho fue arrestado un nigeriano de 29 años identificado como Innocen Oseghale, un presunto traficante de drogas.

Los investigadores realizaron las pericias en el lugar.

Fuente: Télam