Valérie Bacot, la mujer francesa juzgada por matar a su marido violento y proxeneta que a su vez fue su padrastro, fue condenada este viernes a una pena simbólica de cuatro años de cárcel, solo uno de ellos firme que ya cumplió durante la detención preventiva, por lo que salió libre del tribunal.

La mujer de 40 años, fue juzgada por haber matado de un balazo en la cabeza a su marido Daniel Polette, 61 años, el 13 de marzo de 2016.

La mujer fue juzgado por el crimen cometido en 2016.


Fue "víctima" de un marido proxeneta, dijo el fiscal, que solicitaba clemencia para la acusada.

La corte de Saône-et-Loire (en el este de Francia) fue más allá de la clemencia pedida por el abogado general, consignó la agencia de noticias AFP, al señalar que éste reclamaba una pena de cinco años, cuatro condicionales, y calificaba de "víctima" a esta mujer que fue violada, golpeada y prostituida durante años por su marido.

"Valérie Bacot no podía quitarle la vida a quien la aterrorizaba" pero hay que "enunciar la condena sin encarcelarla", añadió y agregó que sus cuatro hijos "necesitaban" a su madre.

Fue su padrastro y empezó a abusar de ella a los 12 años

La violencia sufrida por Bacot duró más de 24 años. Daniel Polette, el hombre al que mató, había sido previamente la pareja de su madre y empezó a abusar de ella a sus 12 años.

Polette fue condenado a dos años de prisión en 1995 tras la denuncia de unos familiares, pero su madre (violenta y con problemas de alcoholismo) la obligó durante ese tiempo a visitarlo en la cárcel.

La mujer no irá a prisión. 

Cuando cumplió la condena se instaló con su hijastra, de 17 años, expulsada de su casa tras quedar embarazada de Polette, como cuenta ella en su libro "Tout le monde le savait" ("Todos lo sabían").

El hombre, que tenía 25 años más que Bacot, se casó con ella y fruto de esa relación nacieron cuatro hijos.

Además, en el libro cuenta esta relación de años con este hombre violento que la prostituía, que le pegaba y la amenazaba con armas. Sus familiares y allegados coinciden en describirlo como un hombre violento, autoritario, alcohólico y posesivo, que dominaba el hogar imponiendo su terror, e incluso su propia hermana denunció haber sido violada por él.

Lo mató de un tiro en la nuca

El crimen se remonta a 2016, cuando Bacot disparó a su marido, después de escuchar una conversación entre él y la hija de ambos, de 14 años, en la que el hombre le preguntaba sobre su sexualidad. El temor a que la prostituyera, como venía haciendo con ella, la llevó a matarlo, según confesó Bacot.

Tras un intento fallido de provocarle una sobredosis con somníferos, cogió el revolver de su marido y horas más tarde lo mató de un tiro en la nuca.

El crimen salió a la luz a finales de 2017, cuando fue denunciada por la madre del novio de su hija, fue detenida y confesó el crimen.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos