El Gobierno francés anunció esta mañana que los boliches reabrirán sus puertas, luego de permanecer cerrados por la pandemia de coronavirus que provocó más de 5.7 millones de casos y dejó más de 110 mil muertor por covid. 

Las autoridades locales señalaron que la fecha de apertura de este sector, golpeado por la pandemia, será el próximo 9 de julio, pero para poder asistir deberán presentar "pruebas sanitarias".

Entre las pruebas sanitarias incluyen un test negativo de Covid-19 o un certificado de vacunación. En el establecimiento no se podrán realizar pruebas para detectar coronavirus. Los barbijos no serán obligatorios. 

La decisión fue anunciada públicamente tras una reunión en el Palacio del Elíseo entre el presidente francés, Emmanuel Macron, y representantes del sector, informó Europa Press.

Representantes del sector calificaron la medida como un "respiro" y destacaron en un comunicado que la decisión es "un buen mensaje que ayudará a frenar las fiestas privadas donde los jóvenes corren más peligro".

Según datos de los dos sindicatos mayoritarios en Francia, de los 1.600 boliches en el país 152 cerraron definitivamente a fines de marzo de 2021 por problemas económicos y el 25 por ciento presenta problemas para cumplir con el protocolo sanitario, en especial por el sistema de ventilación.

Francia tiene más de 5.7 millones de contagiados (Gentileza: AFP).

Por su parte, los recitales en  Francia volverán el 30 de junio, según lo acordado en la reunión que además contó con la participación de la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, y el ministro delegado, Alain Griset, encargado de la pequeña y mediana empresa.

Según datos del Ministerio de Salud de  Francia 31.9 millones de personas ya recibieron la vacuna contra el coronavirus, lo cual representa a un 47,06 por ciento de la población del país.