En la madrugada de este domingo 3 de abril murieron seis personas y 10 resultaron heridas en un tiroteo que tuvo lugar en la ciudad de Sacramento, capital del estado de California, Estados Unidossegún informó la policía. 

La jefa de la Policía de Sacramento, Kathy Lester, informó en conferencia de prensa que están en búsqueda de al menos "un sospechoso", aunque no descartó la presencia de más personas "detrás de la matanza".

En este sentido, Lester solicitó testigos para identificar al o los responsables de las muertes y heridos. La uniformada explicó que la policía patrullaba la zona alrededor de las dos de la madrugada cuando escucharon los primeros disparos.

Al llegar al lugar encontraron una gran multitud reunida en la calle y seis personas sin vida. Además, otras diez tuvieron que ser trasladadas a hospitales cercanos, su estado de salud aún se desconoce. 

De acuerdo a lo informado por CNN, tampoco se sabe con qué armas fueron atacadas las personas afectadas.

La jefa de policía aseguró que se trata de una "escena muy compleja y complicada". En la misma conferencia no sólo convocó a testigos, sino que le pidió a la población cualquier imagen o grabación que pueda ser útil a la investigación.

En las redes sociales circula un video en el que un grupo de personas está en medio de una pelea callejera cuando se escuchan los primeros disparos y después salen a correr sin rumbo fijo.

A los residentes cercanos se les pidió que evitaran circular por la zona del tiroteo, la cual se encuentra plagada de restaurantes, bares y boliches. La policía mantiene el área cerrada.

Según el sitio Gun Violence Archive, las armas de fuego provocan la muerte de 40 mil personas al año. En el último tiempo se trató de reducir la circulación de estos instrumentos, la cual es permitida por las leyes de la Constitución de los Estados Unidos.

Portales especializados llevan la cuenta de la cantidad de muerte y cifras de venta. En 2020 más de 23 millones de armas fueron vendidas y en 2021 otras 20 millones, estos datos no reflejan aquellas que son despachadas desarmadas y no tienen número de serie.

Para junio de 2021, al menos un 30 por ciento de los ciudadanos mayores de edad poseen un arma en el país gobernado por Joe Biden, según un estudio realizado por el Pew Research Center.