El hecho pasó en la provincia de Hebei, al norte de China. Un testigo de la escena explicó en el video que el sujeto había comprado al perro y había apostado mucho dinero en la carrera.

 

"Escuchen, dueños de perros, si el perro no resulta bueno, ¡cómanlo!", gritó el dueño del perro, quien aseguró que cocinaría la carne del desgraciado animal.