Un guardia de seguridad de una guardería infantil en la ciudad brasileña de Janaúba, en el norte del estado de Minas Gerais, prendió fuego este jueves a varios niños que se encontraban en el lugar y por los menos cinco murieron, según informaron medios brasileños. 

De acuerdo con el periódico Estado de Minas, citado por la agencia de noticias DPA, el hecho se registró en la guardería municipal de la ciudad y el guardia intentó inmolarse después de prender fuego a varios niños. 

La Policía informó que otros 15 menores están internados como consecuencia de las heridas provocadas por el ataque. 

El gobierno del estado puso a disposición, según la Policía, un helicóptero para que los heridos sean trasladados a centros hospitalarios de ciudades vecinas. 

Por ahora se desconocen los motivos por los cuales el guardia atacó a los niños. El portal G1 de la cadena O Globo indicó que el presunto autor del crimen trabajaba como vigilante nocturno en el lugar hace ocho años y se encuentra en estado grave en el hospital.