Las fuerzas de seguridad francesas buscaban intensamente este miércoles al autor de un ataque que dejó tres muertos y 12 heridos la noche del martes en el turístico mercado navideño de la ciudad de Estrasburgo, en el este de Francia, al grito de "Alá es Grande"

Más de 720 miembros de los servicios de seguridad participan en el rastreo, y se lanzó un llamado a la colaboración del público.

"No podemos excluir" que haya pasado hacia Alemania, dijo el secretario de Estado francés del Interior, Laurent Núñez, agregando que se aseguró un "cierre de la frontera"

"El terrorismo golpeó de nuevo nuestro territorio", señaló en una rueda de prensa el fiscal antiterrorista Rémy Heitz, que identificó al atacante con el nombre de Chérif Chekatt, nacido el 24 de febrero de 1989 en Estrasburgo. 

Buscan intensamente a Chérif Chekatt.


El hombre ya tenía antecedentes judiciales por delitos comunes, principalmente robos y violencia. En Francia fue condenado 27 veces, pero también en Alemania, donde estuvo encarcelado por robo poco más de un año, y en Suiza, añadió Heitz. 

El fiscal explicó que Chekatt se radicalizó en prisión, donde tenía una "actitud de proselitismo", lo que le llevó a ser incluido en una lista de potenciales islamistas radicales (FSPRT), los llamados "fichados S"

"Teniendo en cuenta el objetivo, el modus operandi del atacante, su perfil y los testimonios recogidos de aquellos que le oyeron gritar ’Alá es grande’, el caso está en manos de la fiscalía de París", añadió. 

El martes por la mañana el sospechoso iba a ser detenido por los gendarmes por una investigación de un delito común pero escapó al arresto, indicó una fuente próxima al caso. 


En el mercado de Navidad de Estrasburgo, que acoge cada años dos millones de visitantes, el hombre "abrió fuego varias veces con un arma y utilizó un cuchillo", añadió el fiscal. Resultó herido en el tiroteo con la policía y luego subió a un taxi para huir. 

La policía sigue buscándolo y este miércoles detuvo a cuatro personas cercanas a él, indicó Heitz, que dio un balance de dos personas muertas y una tercera en estado de muerte cerebral. Un balance anterior hablaba de tres fallecidos.  Además hay otros doce heridos, seis de ellos todavía en estado crítico. 

Hay agentes armados por todos lados en Estrasburgo y la población tiene pánico.


En París, la Asamblea Nacional y miembros del gobierno observaron este miércoles un minuto de silencio en homenaje a las víctimas, durante una sesión de interrogatorio al gobierno que estuvo marcada por la concordia. 

El gobierno del presidente Emmanuel Macron anunció por otro lado que destinaba inmediatamente 500 militares más a la Operación Centinela, que opera desde los atentados de 2015 para apoyar las tareas de vigilancia.

Estado de shock
 
En el centro de la ciudad, los vecinos están conmovidos aún ya que  la campana de la catedral sonó durante 10 minutos al mediodía, "para unirnos al sufrimiento de las víctimas y de todo Estrasburgo", según el obispado. La Gran Mezquita la citada ciudad condenó por su parte un "acto infame, cobarde y bárbaro"

Según el alcalde de la ciudad, entre las víctimas hay un turista tailandés. Por su parte la prensa italiana indicó que un joven periodista italiano también resultó herido en el atentado. 

Así es la alerta que le dieron a la población sobre el posible sospechoso.


El Parlamento Europeo, que tiene una de sus sedes en la ciudad, también observó un minuto de silencio. 
En la plaza Kléber, el centro neurálgico de Estrasburgo, los transeúntes rindieron homenaje a las víctimas con inscripciones como "Je suis Strasbourg" (Yo soy Estrasburgo) y dejando velas y rosas. 

"Teníamos un nudo en el estómago" al salir de casa esta mañana, dijo Cathia, que estuvo en una de las calles donde se registró el tiroteo la víspera. 

El mercado de Navidad permanecía cerrado este jueves, según el ayuntamiento. El alcalde socialista de Estrasburgo, Roland Ries, subrayó que quiere reabrirlo “lo antes posible”, una vez que “se cumplan las condiciones de seguridad”. 

Las autoridades elevaron el nivel de alerta terrorista a "urgencia atentado", el más alto. Esta medida incluye controles reforzados en las fronteras y en todos los mercados de Navidad de Francia "para evitar el riesgo de mimetismo", dijo el ministro del Interior. 

El tradicional mercado de Navidad de Estrasburgo ya fue objeto de un proyecto de atentado en diciembre del año 2000. En diciembre de 2016, el mercado de Navidad en Berlín sufrió un atentado reivindicado por el grupo Estado Islámico, cuando un vehículo arrolló a los transeúntes. 

Francia vive bajo amenaza terrorista desde la ola de atentados yihadistas de 2015, la peor en la historia reciente del país. Desde entonces, 246 personas han muerto en atentados en suelo francés, sin incluir el tiroteo en Estrasburgo. 

Fuente: AFP