El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos informó en su boletín que el huracán, que tiene categoría 1, la más baja de la escala, presenta vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, con algunas ráfagas de mayor velocidad.

Está situado a 55 kilómetros de Cedar Key y se mueve a 30 kilómetros por hora rumbo al nornoroeste y se espera que este rumbo se mantenga por unos días más.

La trayectoria prevista para las próximas horas es que " Irma" se mueva cerca de la costa oeste de Florida esta mañana y atraviese la parte oriental del llamado Panhandle de Florida, el área más continental de la península, para llegar al sur de Georgia.

Los vientos máximos sostenidos, actualmente de unos 120 kilómetros por hora, aún pueden perder más velocidad y se espera por eso se transforme en tormenta tropical para luego pasar a depresión tropical.

No obstante, los vientos con fuerza de huracá se sienten a 95 kilómetros de su centro, especialmente en la parte del oeste, y los vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 665 kilómetros.

El CNH redujo algunas de las alertas y advertencias previas para distintas áreas de Florid. No obstante, advirtió del peligro de marejadas ciclónicas que puede anegar áreas cercanas a la costa habitualmente secas.

En algunos puntos esa marejada puede llegar a elevar el nivel del mar entre 0,1 y 1,83 metros.
Antes de llegar a Estados Unidos " Irma", que llegó a tener categoría 5 (la máxima de la escala Saffir Simpson) y un tamaño mayor al de la península de Florida, pasó por diversas islas del Caribe, la última de ellas Cuba, y dejó una treintena de muertos y cuantiosos daños materiales.

El domingo tocó tierra en los Cayos de Florida, un conjunto de islas e islotes situados entre la península y el norte de Cuba, donde las primeras informaciones indican que los daños materiales pueden ser importantes y que puede haber habido allí víctimas mortales.

Hasta ahora son tres las muertes confirmadas a consecuencia  Florida, pero la cadena ABC informó de otras dos víctimas, que al igual que las anteriores, perecieron en accidentes de tráfico, según sus propias fuentes.

Más de 3,8 millones de personas están sin electricidad en el estado, según las últimas cifras de la Oficina de Manejo de Desastres de Florida, aunque las cifras de las compañías suministradoras son ligeramente superiores.

Fuente: Télam