La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de los Estados Unidos ( NASA) anunció el descubrimiento del exoplaneta Ross-508 b que según los investigadores, se encuentra dentro de la zona habitable de una estrella.

El hallazgo se produjo a través del Telescopio Subaru del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) en Hawai, y demuestra la eficacia de las nuevas técnicas utilizadas para localizar pequeños planetas alrededor de estrellas tenues.

Un equipo de investigadores dirigidos por Hiroki Harawa logró observar el exoplaneta ubicado a 36,5 años luz de distancia. Ross 508 b tiene alrededor de 4 veces la masa de la Tierra y orbita su estrella, denominada Ross 508, cada 10,75 días.

La distancia entre el nuevo planeta y su estrella es más corta que la existente entre la Tierra y el Sol. Esa cercanía hace que la radiación estelar que afecta a Ross 508 b sea solo 1,4 veces la radiación solar que incide en la Tierra. Esto coloca al exoplaneta muy cerca de la zona habitable de su estrella.

La principal técnica para encontrar exoplanetas es el método de tránsito. Esto es lo que usa el telescopio TESS de búsqueda de exoplanetas de la NASA, y el Kepler antes que él. Un instrumento mira fijamente a las estrellas, buscando bajas regulares en su luz, causadas por un objeto que orbita regularmente entre nosotros y la estrella.

La profundidad de este tránsito se puede utilizar para calcular la masa del objeto; cuanto mayor sea la curva de luz, causada por planetas más grandes, más fácil será detectarla.

La distancia entre el nuevo planeta y su estrella es más corta que la existente entre la Tierra y el Sol.

El hecho de que Ross 508 b transita por su estrella significa que TESS, que se dirigió al sector del cielo de la estrella en abril y mayo de este año, puede haber obtenido suficientes datos de tránsito para que los astrónomos disciernan si el exoplaneta tiene una atmósfera. Tales observaciones pueden ayudar a los científicos a caracterizar las atmósferas de mundos que pueden ser más habitables.