La defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva apeló esta noche al Supremo Tribunal Federal para evitar su detención, bajo el argumento de que no se agotaron todos los recursos procesales, informó O'Globo.

En el recurso, los abogados dicen que la orden de detención de Lula violó el régimen procesal, ya que no se habían agotado los trámites.

La cámara de apelaciones de Porto Alegre decidió saltearse estos pasos de rigor y envió el caso a Moro, que en cuarenta minutos emitió la orden de detención.

Esta apelación de último momento recayó en el juez Edson Fachin, uno de los que rechazó el Hábeas Corpus de Lula el pasado miércoles.

Lula negocia su entrega y trata de ganar tiempo dentro del Sindicato de Metalúrgicos de San Pablo, mientras pesa sobre él una pena de 12 años y un mes de cárcel.