La dramática historia es la de Vincenzo Agostino, un hombre de 84 años que vive en Sicilia, Italia. Su hijo, un policía de esa región italiana, fue asesinado en 1989 por la mafia (la Cosa Nostra) luego de que aparanetemente fuera traicionado por el Estado, mientras hacía tareas de inteligencia para capturar poderosos capos mafiosos.

Antonino, hijo de Vincenzo, e Ida, la esposa del joven, llegaban a una fiesta familiar cuando fueron tiroteados desde una moto. Él murió en el acto, ella lo hizo poco después con una bala en el corazón. "Sé quiénes son", atinó a gritarles.

El hombre hizo la promesa de no cortarse la barba luego de que asesinaran a su hijo Antonino, policía de 28 años, y su esposa, Ida Castelluccio, embarazada de un mes, el 5 de agosto 1989. Ese fatídico día, la familia celebraba un cumpleaños en su casa de Villagrazia di Carini y esperaba a la joven pareja, que se había casado un mes antes. 

Antonino e Ida, el hijo y la nuera de Vincenzo.

"Hice esa promesa sobre el féretro de mi hijo. Entonces algunos no me tomaban en serio, pero aún hoy la mantengo", recordó desde  Palermo en una videollamada el hombre de 84 años, que todavía conserva su fortaleza, pese a los años y la desgracia.

Vincenzo creía que su hijo era "un policía más", pero no, se equivocaba. Durante los juicios e invetigaciones, el hombre se enteró de que su hijo trabajaba para un juez y hacía de encubierto como un campesino, con el objetivo de hacer inteligencia en contra de los mafiosos sicilianos Toto Riina y Bernardo Provenzano, entre otros.

Según la Fiscalía, Nino acabó en "una estructura de inteligencia" creada para atrapar fugados que, "en realidad, gestionaba complejas relaciones entre algunos traidores a las Instituciones y la mafia".

Tras enterarse de toda esa tramoya, Antonino se apartó del trabajo, lo que significó su sentencia de muerte. "Yo creo que mi hijo fue traicionado por hombres corruptos del Estado, marionetas sin dignidad", dijo el padre.

Tras 32 años, este viernes el Tribunal de Palermo dictó la primera sentencia del caso: cadena perpetua al mafioso Nino Madonia, ya en prisión. Tanto él como el capo Gaetano Scotto están acusados de apretar el gatillo. Scotto y Paolo Rizzuto, amigo de Nino, serán procesados desde el 26 de mayo. El primero por homicidio y el segundo por encubrirlo.

"La primera justicia llegó, pero falta más. Deben decir la verdad, ¿quién movía los hilos? ¿la política? ¿la mafia?", cuestionó, pues cree que hay políticos en activo que saben qué ocurrió.

"El arma era de la mafia, pero la mente era de corruptos del Estado. Nunca pensé en rendirme porque cuando suceden estas desgracias en tu casa es aterrador. Yo esperaba que fuera él quien llevara flores a mi tumba y no al revés", musitó.

Además, agregó: "No quiero dar el ejemplo, solo pido un derecho humano. Lo hago por la sociedad, que ya no dispara pero que a veces ignora las manzanas podridas que todavía existen y que deben terminar".

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos