La fama, algo que muchos añoran, pero que no todos saben manejar. Un ejemplo de esto fue Gary Coleman, quien saltó al estrellato con apenas 8 años de edad, algo de lo que según él, se arrepentiría el resto de su vida.

Nació el 8 de febrero de 1968 en el estado de Illinois, hijo adoptivo de Edmonia Sue (enfermera) y Willie Coleman (asensorista). Ni bien llegó al mundo, le detectaron una enfermedad congénita en un riñón, la cual le causó nefritis, por lo que con solo 5 primaveras, tuvo que someterse a una cirugía. Esta frenó su crecimiento en 1.42 metros, definió sus fenotipos, como por ejemplo sus cachetes.

Con solo 8 años saltó a la fama.

Un año después de este episodio, participó en un comercial para un banco y se hizo conocido. Ese sería solo el primer escalón, ya que esta participación llamaría la atención de Hollywood, que lo convocó para el casting de la sitcom Blanco y Negro. Finalmente se quedó con el papel y popularizó el personaje de Arnold, todo un éxito de la pantalla chica y que lo que lo acompañaría, para bien o para mal, por el resto de su vida.

Arnold Jackson era huérfano, pobre y vivía en Harlem (Nueva York), cuando fue adoptado por la familia que integraban Philippe Drummond (Conrad Bain), un millonario viudo y su hija preadolescente, Kimberly (Dana Plato).

Así actuó en Blanco y Negro

La serie seemitió entre 1978 y 1986, pero o tardó mucho en destacar y ganarse a la audiencia con su carisma y simpatía. Ocho temporadas que lo llevaron al centro de la farándula norteamericana y donde inmortalizó la frase de cabecera de Arnold: "¿De qué estás hablando, Willis?". Además, ganó el premio al Mejor actor joven en una serie de comedia en el Young Artists Awards y fue nominado a muchos otros.

A la par, participó en varias películas, entre ellas, Jimmy the Kid, Playing with fire y On the Right Track, entre otras.

Realizó un cameo en la popular Drake & Josh

A pesar de esto, no todo era color de rosas para el artista, que empezó de a poco a sentirse frustrado. Como su físico era siempre el mismo, su personaje nunca avanzó en el programa y se estancó en un niño. Fue en esa época cuando tuvo su primer intento de suicidio.

A partir de allí, se fue cansando y confesó haber hecho obligado las últimas temporadas de Blanco y Negro. Una vez liberado de su contrato, harto y con 18 años, tomó la decisión de abandonar el mundo de la actuación.

Actuó junto a Will Smith

Allí empezó el candombe, ya que Coleman encontró en su cuenta bancaria solo 200 mil dólares, algo extraño para ser uno de los mejores pagados en la época. Esto lo llevó a demandar a sus padres en 1989 y aunque ganó el juicio, solo pudo recuperar 500.000 billetes verdes. Solo diez años después se declaró completamente en bancarrota.

Llegó a tener que subastar sus pertenencias para poder “sacar unos mangos” y por ejemplo, vendió por 100 dólares unos zapatos que usó en la serie que lo llevó al éxito.

Tuvo su pasó por la política, cuando se candidateó a la gobernación de California en el 2003. Recordemos que aquella era una “recall election” que se da cuando los ciudadanos juntan las firmas necesarias para realizar una elección especial en busca de sustituir un funcionario. En aquel entonces, el demócrata Gray Davis fue reemplazado por Arnold Schwarzenegger (R), quien se impuso por el 48,6% de los votos.

Se declaró en bancarrota en el 1999.

Nuestro protagonista del día fue como independiente y obtuvo solo 14.242 votos, lo que le valió para el octavo puesto. Recordemos que solo en unos días, el 14 de septiembre, el gobernador Gavin Newson enfrentará el mismo procedimiento, en el que los californianos deberán decidir dos cosas en simultáneo: si lo reemplazan o no y, en caso de prevalecer la primera opción, quien lo sucederá en el cargo. Según las últimas encuestas, el no se impondría el sí y el republicano y conductor de radio Larry Elder se impondría en lo segundo.

Retomando a Coleman, luego de su breve paso por las urnas, no se alejó del todo de la cámara ya que realizó varios caméos destacados, por ejemplo en Drake & Josh, donde participó en un negocio medio dudosos con los protagonistas, en Married with Children (la versión yanqui del éxito de Guillermo Francella y Florencia Peña) y en Los Simpson, donde pronunció su mítica muletilla. Aclaremos que detestaba cualquier relación con Arnold, pero nunca pudo dejarlo atrás.

No se perdió de estar en Los Simpons

Con los años se fue volviendo un tanto apático, por ejemplo, protagonizó un episodio violento cuando un colectivero le pidió un autógrafo en el año 2000. ¿Su respuesta? Lo mandó al hospital, por lo que tuvo que pagar una multa de más de 1.500 dólares.

Su salud, al igual que su bolsillo, se fue deteriorando y se sometió a nueva operación de riñón, pero su cuerpo lo rechazó. Por esto tuvo que someterse al tratamiento de diálisis por el resto de su vida.

Una vez fue consultado por su personaje de Arnlod, en particular cual fue su personaje favorito, a lo que respondió que si tuviera una máquina del tiempo, iría al momento en que tenía 7 u 8 años, y me aseguraría de no cometer otra vez el mismo error".

Harto de todo, el artista dejó California y se mudo a Utah en el 2005, a una pequeña y pacífica ciudad. Allí se conoció y se casó con Shanon Price, una actriz 18 años menor y 30 centímetros más alta. "Lo que importa no es la diferencia de altura, sino la inteligencia", expresó el actor en su momento. En ese contexto, 2008 y con 40 años, confesó abiertamente su virginidad: "No he elegido serlo, siento el deseo como cualquiera pero aún no sé qué es el sexo".

Coleman se casó con Shanon Price, 18 años más joven.

A su vez, declaró no tener amigos porque “la gente habla por atrás, te maltrata, te roba. Quieren estar conmigo por algún motivo, o porque eres una celebridad, o porque necesitan algo de vos".

Se separó de su esposa poco tiempo después, pero continuaron viviendo juntos hasta el día de su muerte, la cual tuvo lugar el 26 de mayo del 2010. La ex pareja estaba mirando la televisión, ella le pidió algo para comer, Gary bajó y a los segundos Shanon escuchó un fuerte golpe. Lo encontró tirado en el piso y lleno de sangre. Aunque los paramédicos lograron reanimarlo, su cuerpo no resistió la operación en el hospital, por lo que falleció.

Los fantasmas del suicidio no tardaron en aparecer pero se dispersaron cuando la justicia dictaminó que fue por muerte cerebral. Así concluyó la historia de Gary Coleman, quien llegó tan rápido a la cima que se desplomó a igual velocidad.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos