En el Jardín Botánico de Cincinnati, de los Estados Unidos, sucedió un hecho particular que dejó impresionados a todo el personal encargado de lugar. Resulta que a una hipopótama adulta le otorgaron unas pastillas anticonceptivas para no quedar embarazada, situación que resultó cómica para los trabajadores del zoo. Sin embargo, pasó todo lo contrario: la ejemplar dio a luz y el hecho causó sorpresa. La noticia rápidamente se viralizó en las redes sociales.

Según comentó la directora del jardín botánico, Christina Gorsuch, el veterinario del zoo recomendó recetarle a la hipopótama de 23 años, denominada "Bibi", unas pastillas conceptivas para impedir que quede preñada. Sin embargo, este hecho resultó ser un hecho particular para el personal del lugar, siendo que la ocasión sucedió un 28 de diciembre del año pasado, fecha que coincide con el Día de los inocentes.

 

Las primeras imágenes ejemplar que causó sorpresa (Zoológico y Jardín Botánico de Cincinnati).



Fue ese entonces que el 3 de agosto de este año, a las 22 horas, Bibi dio a luz de una cría de 13 kg y en condiciones óptimas. "Esta nueva cría pesa por lo menos el doble que Fiona y ya camina", anunció la directora del zoo, en referencia a la primera bebé que tuvo la ejemplar, hace cinco años.

 

 



Un día antes, notaron que la hipopótama adulta daba señales de estar inquieta, por lo que rápidamente intervinieron para atenderla. Cuando se enteraron de la noticia particular, el equipo actuó para evitar complicaciones en el parto. "En su momento, Fiona nació prematura de seis semanas y era demasiado pequeña y débil para alcanzar a Bibi para amamantar", relató Gorsuch, que afortunadamente no corrió el mismo destino para la flamante bebé que aún no tiene nombre.

No estamos seguros de si ya se ha producido la lactancia porque el agua está turbia. Es la primera vez que Bibi amamanta, ya que Fiona tuvo que ser atendida por el personal de hipopótamos, por lo que los estamos vigilando de cerca para asegurarnos de que no tengamos que intervenir”, Describió la directora para el sitio cincinnatizoo.org.

Por el momento, la madre y la cría no estarán expuestas al público. Ahora, la cría se une al grupo junto a Tucker, de 19 años; y Fiona, de 5. “Una hembra sacaría a su recién nacido de la hinchazón durante esa cantidad de tiempo en la naturaleza, y tratamos de darle a Bibi la opción de hacer lo que le parezca natural”, detalló Gorsuch, quien habilitó las cámaras en vivo en la página web del zoo para seguir los movimientos de los ejemplares.

Ver comentarios