El cuerpo decapitado de un niño de tres años fue entregado a sus padres este martes, un día después de que un leopardo lo capturara en su casa, en el norte de la India, y lo arrastrara a una selva cercana.

El niño, que tenía por nombre Wasim Akram, estaba en la cocina con su madre cuando el animal se introdujo en la casa, agarró al pequeño entre sus fauces y se lo llevó a un bosque. Kashmir Observer reporta que los hechos tuvieron lugar en la aldea Jamlan, entre los estados de Jammu y Cachemira.

Los guardabosques lograron ubicar al animal, pero no han conseguido capturarlo. Las autoridades locales solicitaron permiso para matar al felino, al que se atribuyen dos muertes más en los últimos dos meses, incluyendo a otro menor, de ocho años, fallecido el 7 de diciembre.

Por su parte, los servicios de protección de la naturaleza pidieron a los residentes locales prudencia y afirmaron que tales incidentes ocurren porque los los humanos han invadido el hábitat de los leopardos.

Estimaciones oficiales ubican entre 12.000 y 14.000 el número de leopardos en la India. De ellos, según cifras del Gobierno, 431 fueron abatidos el año pasado, la mayoría por cazadores furtivos. Se estima que esos felinos causan cientos de muertes cada año.

Fuente: AFP

Ver más productos

San Juan de la Cruz.

La Iglesia recuerda hoy a San Juan de la Cruz

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos