Un caso de violación infantil en una guardería de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, fue retirado tras dictaminar el tribunal que la presunta víctima, de solo dos años de edad, es demasiado joven para testificar, informa su madre. El proceso correspondiente fue reabierto el pasado viernes después de que los padres de la niña recurrieran de nuevo a la policía, según News24.

"El perpetrador [un empleado de la guardería] fue arrestado. Tenemos el número de caso, y el examen forense que confirma que mi hija fue violada", comunicó la madre al mencionado medio. "El fiscal dijo que no podían procesar la condena debido a la falta de evidencia y a que mi hija fue considerada demasiado joven. Mi hija tiene una habilidad lingüística sobresaliente [y] fue capaz de identificar al perpetrador y proporcionar detalles de lo que sucedió".

El portavoz de la policía, FC Van Wyk, pasó revista al caso, que se prolonga desde diciembre de 2017 e involucra a "un hombre de 38 años". Aseguró que el proceso se reanudará una vez que se finalicen los informes forenses y se recabe información adicional.

"La investigación no está completa"

Según los informes de prensa, la Fiscalía Nacional retiró el caso porque "la investigación no está completa". Eric Ntabazalila, portavoz de ese cuerpo, dijo que tras una consulta inicial se determinó que la niña no podía testificar. "También solicitamos desde el inicio un informe de un trabajador social forense, lo que obviamente nos ayudaría a tratar el asunto, pero no lo hemos recibido".

Asimismo, añadió, "esperábamos que la escuela pudiese aportar secuencias de video (aunque no tenemos una fecha exacta del incidente), pero el video de ese período ha sido 'sobreescrito'". La Fiscalía Nacional reexaminará a la niña en octubre de 2018.