Después de los festejos por la victoria sueca en su debut en el Mundial de Rusia, llegó la tragedia.

Dos personas fueron asesinadas y cuatro sufrieron heridas cuando un hombre comenzó a disparar contra la multitud en cercanías de un cibercafé, en el centro de la ciudad de Malmo. Las autoridades investigan si se trató de un ataque terrorista.

Tras la balacera, algunos testigos aseguraron que hubo más de 10 tiros. “Escuché unos 12 o 15 disparos, fue como un arma automática. Luego, hubo un grito y llamé a la policía”, contó una persona.

Otro testigo relató: “Salí corriendo, me escondí y vi cómo llevaban a cuatro cuerpos cargados en dos automóviles privados y una ambulancia”. Instantes después, la policía confirmó que seis personas habían sido sufrido heridas de distinta consideración, por lo que fueron trasladadas a centros médicos de la zona.

De ellas, dos hombres, de 18 y 29 años, no lograron sobrevivir. Por otra parte, las autoridades montaron un importante operativo para tratar de atrapar al responsable de los disparos y vigilaron la zona con helicópteros.