El cadáver de la víctima fue hallado junto a sus herramientas. 

Un hombre asesinó a su plomero a puñaladas porque tardó mucho tiempo en hacerle un arreglo en su vivienda de Londres, Reino Unido

El cuerpo de Gary Amer de 67 años fue descubierto al lado de una caldera junto a sus herramientas. Según determinaron, la víctima fue golpeada con una sartén en la cabeza y apuñalado dos veces en el pecho por un hombre que había pasado tres días sin agua caliente.

Por el crimen, fue detenido William Treadwell de la misma edad. Una vecina del acusado aseguró que los hombres habían discutido luego de que el trabajador volviera de su almuerzo. 

"Llegó para ajustar el agua caliente pero se fue a almorzar durante tres horas y media y, luego, dijo que regresaría el viernes porque debía ir a buscar más herramientas", manifestó la testigo.