Una mujer india de 22 años denunció que fue violada por 40 hombres durante cuatro días consecutivos en una casa de huéspedes en el estado norteño de Haryana, India.

La joven explicó que le prometieron empleo en este establecimiento, pero cuando se presentó al hostal para empezar a trabajar la drogaron, la mantuvieron cautiva durante varios días y la violaron en repetidas ocasiones antes de que lograra escapar.

El propietario y el gerente de la casa de huéspedes Lovely Guesthouse, en la localidad turística de Morni, fueron detenidos tras la denuncia de la mujer, quien sostuvo a la policía que su esposo conocía a ambos.

El dueño le ofreció a la joven un trabajo en la recepción. "Cuando llegamos a la casa de huéspedes, Sunny me dio algo de beber. Quedé inconsciente. Cuando recuperé el conocimiento, me di cuenta de que había sido violada repetidamente (...) Al menos 10-12 personas me violaron a diario hasta el 18 de julio por la noche, cuando logré escapar", dijo la víctima.

Su denuncia no fue aceptada en el puesto policial de Morni, ni en una comisaría de la ciudad de Panchkula.

Finalmente en una comisaría de Chandigarh, la capital del estado,  la joven volvió a resaltar la barbarie que vivió e hizo la presentación judicial que fue aceptada, después de lo cual fue examinada médicamente y se constató la violación en grupo.

Tres agentes de Morni y Panchkula fueron suspendidos por negligencia. El agente Rajender Kumar Meena afirmó que se están investigando todos los detalles del caso y aseguró que "el culpable no se salvará".

Este es el segundo caso de agresión sexual que ha impactado a la sociedad india esta semana. El martes 17 hombres fueron imputados por una corte de la ciudad de Chennai, capital de Tamil Nadu, por violar reiteradamente a una niña de 12 años durante siete meses.

Los terribles feminicidios que siguen sucediendo en la India, donde se denuncian casi 110 violaciones al día, han creado una gran alarma y movimientos sociales de presión a la Policía.

En este contexto, el Gobierno indio ha modificado la legislación, y recientemente introdujo la  pena de muerte para los violadores de niños o niñas menores de doce años.