La pareja mexicana de asesinos apodada por los medios como los "monstruos" de Ecatepec (un municipio colindante con la Ciudad de México) habría practicado canibalismo durante el tiempo que mataron al menos a una decena de personas.

Aracely González, madre de una adolescente de 13 años que desapareció en el 2012, dijo que Juan Carlos 'N' y Patricia 'N' descuartizaron a su hija y se comieron algunas partes del cuerpo. "Después de cortarle las piernas a mi hija, hicieron bistecs. El señor Juan Carlos hizo bistecs con las piernitas de mi hija, eso dijo en su declaración (…) Que salió como un kilo y que días después se lo comieron asado", contó González.

Aracely y su familia se mudaron en el 2011 al mismo edificio donde vivía la pareja criminal, y posteriormente entablaron una amistad. "Se aprovechó para abusar de nuestra confianza, se hizo nuestro amigo", contó la madre.

Juan Carlos seguía frecuentando a la familia incluso después de asesinar a la menor, para estar pendiente de las investigaciones. "Él hasta fue a declarar en el caso de mi hija", detalló.

Una vez detenido, Juan Carlos declaró que su objetivo era matar a más de 100 mujeres, pero que "llevaba muy poquitas".

Los dos sospechosos fueron detenidos cuando trasladaban en un coche de bebé restos de un cuerpo humano desmembrado. En una de sus primeras declaraciones, Juan Carlos dijo que odiaba a las mujeres, y advirtió que si sale en libertad seguirá cometiendo esos atroces crímenes. "Prefiero que mis perritos coman carne de esas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno", afirmó.

Las terribles declaraciones de uno de los asesinos