Se develó el misterio. Luego de que medios surcoreanos revelaran que la reunión entre los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un sería en Singapur, el propio presidente yanqui fue el que confirmó este jueves la sede y la fecha de la esperada cumbre. Por otra parte, celebró el buen trato que recibieron los tres ciudadanos estadounidenses que estuvieron presos en Corea del Norte y la captura de cinco de los líderes más buscados del Estado Islámico.

"El muy esperado encuentro con Kim Jong-un se llevará a cabo en Singapur el 12 de junio. ¡Ambos trataremos de convertirlo en un momento muy especial para la paz mundial!", escribió el jefe de la Casa Blanca en su cuenta de Twitter.

La confirmación llegó al día siguiente de que Corea del Norte liberara a los tres estadounidenses, nacidos en Corea del Sur, que mantenía presos y que fueron recibidos en la madrugada de este jueves por el mandatario yanqui, quien afirmó que el trato de Kim "fue excelente con estas tres personas increíbles".

Los dichos políticamente correctos del magnate contrastan, sin embargo, con los de su vicepresidente, Mike Pence, quien señaló que tuvieron condiciones de detención muy severas. La cumbre entre los presidentes será un nuevo paso en la apertura de las relaciones norcoreanas con el mundo, que llevó a Kim Jong-un a mantener un histórico encuentro con su par de Corea del Sur, Moon Jae-in, con el propósito de avanzar hacia la desnuclearización de la península coreana.

Satisfacción

Trump tuvo otro motivo de celebración: "¡Los cinco líderes más buscados del Estado Islámico acaban de ser capturados!". Su alegría fue compartida también a través de Twitter, donde se refirió a la operación coordinada con la inteligencia iraquí que permitió apresar a los cuatro yihadistas oriundos de Irak y a otro de Siria, tras varios meses de seguimiento.