En medio de la crisis que vive la República Democrática del Congo por la expansión del ébola, miembros de numerosas ONG advirtieron que a las mujeres les exigen favores sexuales o dinero, a cambio de recibir tratamiento médico, que incluye la vacuna experimental contra el virus.

Esta situación fue denunciada por varias de las víctimas, lo que representa un agravante para la situación de vulnerabilidad que viven a diario chicas en el país africano, ya que además son las responsables de cuidar a los enfermos.

La población tendría una "profunda desconfianza" hacia los trabajadores de salud que están encargados de aplicar la vacuna contra el virus del ébola. Además, percibirían que la violencia contra la mujer se habría incrementado, según un informe no gubernamental presentado en Beni, registró The Guardian.

El actual brote de ébola fue detectado el 1 de agosto del año pasado, tras confirmarse cuatro casos en el noreste de la R.D. Congo, que ya dejó 811 casos confirmados, 510 muertes y otros 200 pacientes bajo sospecha.