Una mujer estadounidense murió ahogada a pesar de haber pedido ayuda al 911. En sus últimos minutos de vida, la operadora la retó por manejar en una zona inundada y le dijo que la desesperación del momento le "enseñará a no conducir en el agua la próxima vez".

El trágico hecho ocurrió alrededor de las 4.38 de la mañana del pasado sábado 24 de agosto mientras de Debra Stevens, de 47 años, trabajaba como repartidora de diarios en la ciudad de Forth Smith, estado a Arkansas, Estados Unidos, y las crecientes aguas de las inundaciones comenzaron a alcanzar su auto.

La última persona con la que habló Debra fue una operadora que, según admitió el Departamento de Policía de Fort Smith, sonaba "insensible e indiferente".

“Tengo una emergencia severa”, afirmó la mujer a la persona. “No puedo salir y estoy muerta de miedo, señora. ¿Puede ayudarme, por favor?”, pidió aterrada.

Entre llantos y el terror, Debra insistía en que iba a morir por el rápido aumento del agua y que no sabía nadar. Además preguntaba en forma repetitiva cuando llegaría la ayuda, pero tuvo problemas en describir su ubicación.

Debra Stevens (Facebook).

"No vas a morir. No sé por qué estás volviendote loca. Así no hacés más que perder tu oxígeno. Cálmese", indicó la operadora, identificada como Donna Reneau, en un audio de 22 minutos publicado esta semana por la policía. 

Debra señaló que su auto estaba llenándose de agua y que eso afectaría pronto a su celular. La operadora comenzó a retarla por conducir en un área inundada, a lo que la mujer argumentó que no la había visto y explicó, mientras lloraba desconsoladamente, que estaba llegándole al pecho. "Esto te enseñará a no conducir en el agua la próxima vez", dijo Donna, a quien puede escucharse atendiendo otras llamadas. 

Donna Reneau, la "insensible" operadora (Facebook).

"¡Voy a morir!", aseguró Debra y gritó que no podía respirar. "Está respirando bien porque me está gritando. Así que, cálmese. Sé que está asustada. Espere", contestó la operadora, pero luego todo fue silencio. De repente, Donna reaccionó ante la falta de respuesta: "Dios mío. Parece que ahora está bajo el agua".

Lugar en que Debra perdió su vida.

Los equipos de rescate llegaron al vehículo de Debra unos 58 minutos después y no lograron revivirla. Donna trabajaba su turno final ese día e hizo "esfuerzos sinceros para localizar y salvarla", según afirmó la Policía de Fort Smith.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos