La tensión que existe en China por el Coronavirus crece día a día y los controles son cada vez más duros, inclusive rozando el maltrato como quedó expuesto en un control automovilístico en una ruta.

Un video muestra como los agentes, protegidos con ropas especiales, le hacen la prueba de la fiebre a un conductor, el cual intenta avanzar con su auto. 

En ese instante, comienza a sonar una sirena y gritándole, lo obligan a bajarse del auto, luego lo agarran de la cabeza, lo tantean con un palo que lleva una red, lo sujetan entre varios y una vez alejado de la zona transitada, desinfectan sus vestimentas.

Éste es uno de los tantos casos de exceso, desde que el presidente Xi Jinping pidió el último domingo más esfuerzos para detener el brote, revivir la industria y evitar que la enfermedad interrumpa la siembra de cultivos en primavera.

Pero asimismo afirmó que es la crisis sanitaria "más seria desde la revolución de 1949" que llevó al poder al legendario Mao Tse Tung.

Las imágenes de los polémicos controles