En las redes sociales se viralizan todo tipo de historias, las más destacadas de los últimos días son las denuncias de clientes que muestran sus tickets en aplicaciones como Facebook o Twitter. Si embargo, en esta ocasión la situación que más llamó la atención de los usuarios fue que una cadena de restaurantes obligó a sus empleados a conseguir una reseña de cinco estrellas en Google por parte de los comensales. 

Tener una buena calificación en Google y excelentes comentarios por parte de los clientes es positivo para los negocios de diferentes rubros. ¿Quién no buscó en las reseñas información para saber si comer en determinado lugar o realizar una compra? Lo ideal es que la puntuación sea puesta por parte de los consumidores, que su opinión sea genuina y no se los instigue, pero una cadena de Nueva Jersey, Estados Unidos, recibió una gran cantidad de críticas por su accionar poco ético.

El grupo hotelero Triple T Hospitality Group, dueño de Tío Taco and Tequilar Bar y de Tommy's and Tap, está en la mira luego de se viralizara una foto con una polémica política de trabajo en el local de Tio Taco, ubicado en el Municipio de Edison, Nueva Jersey, en el que se le pedía a sus empleados que consiguieran una calificación de cinco estrellas en Google o serían despedidos.

"Se requiere que cada empleado de servicio para FOH obtenga un mínimo de 5 reseñas de Google por mes para seguir trabajando en la ubicación de Edison a partir de febrero de 2022", indica la foto de la política colocada en una cartelera del local. 

La foto de la política de trabajo fue compartida en Reddit por uno de los trabajadores del lugar.

La política además señala que "la reseña debe incluir su nombre y cinco estrellas para que cuente. Tendremos concursos mensuales de revisión de Google cada mes para promover la competencia saludable". 

Uno de los ítems para competir por los premios mensuales es conseguir un mínimo de 15 reseñas para calificar. "El ganador del primer lugar obtiene la primera selección de cinco premios potenciales y el segundo lugar puede elegir entre los premios sobrantes", cierra el texto.

Desde el grupo hotelero Triple T salieron a aclarar lo sucedido. La directora de marketing Andrea Bonfiglio explicó al medio My Central Jersey que la foto de la cartelera fue colocalada alí "sin justificación" por parte de un subgerente y aclaró que "la política no había sido aprobada por la empresa".

"Nosotros no instituimos esta política, es demente. Recompensamos a las personas que van más allá, pero nunca diríamos 'será mejor que obtengas esto'", afirmó Bonfiglio.

Por otra parte, la directora de Tio Taco, Danielle Smith, le confirmó al New York Post que el responsable de colocar ese aviso en la cartelera fue despedido y que además se acercaron al local para verificar "que no se cumpliera en el lugar y que no fuera una política de la empresa en un 100 por ciento".