El presidente catalán destituido, Carles Puigdemont, aseguró este viernes a la televisión belga RTBF que no va a huir de la justicia, e indicó su intención de presentarse a las elecciones regionales del 21 de diciembre en Cataluña. 

"Voy a ir a la justicia, pero a la verdadera justicia (...) He dicho a mis abogados que expresen a la justicia belga que estoy totalmente dispuesto a colaborar”, explicó, en francés, el presidente destituido del ejecutivo catalán. Por el contrario, la justicia española está “evidentemente politizada”, subrayó.

La justicia española estudia pedir próximamente a Bélgica que le entregue a Puigdemont, investigado en España por cargos de “rebelión” y “sedición”, entre otros, a raíz de la declaración de independencia de Cataluña el 27 de octubre. La fiscalía pidió a una jueza de la Audiencia Nacional en Madrid que emita una orden de detención europea, que sería después enviada a Bélgica, donde se encuentran el dirigente catalán y algunos de los miembros de su gobierno destituido, desde el lunes.

Según Puigdemont, no existen en España garantías de “tener una sentencia justa, independiente, que pueda escapar a esta enorme presión, a esta enorme influencia de la política en el poder judicial en España”. Además, fuentes informaron del deseo de Puigdemont de presentarse a las elecciones regionales del 21 de diciembre en Cataluña, afirmando que el líder independentista está dispuesto a hacer su campaña desde el extranjero.