Volodímir (equivalente al ruso Vladimir) Zelenski es el presidente ucraniano desde hace casi tres años y ahora deberá enfrentarse a una posible Guerra Rusia – Ucrania, iniciada por Vladimir Putin. Lo insólito de esto es que no se trata de un político de carrera, sino ni más ni menos que de un actor, que hizo un gran papel como presidente en una serie, tanto que el pueblo le creyó . lo terminó eligiendo para que mandara en la vida real.

Tiene apenas 44 años, es Licenciado en Derecho, empresario ya que fundó su propia productora audiovisual (Kvartal 95) e incluso tuvo cargos directivos dentro de un importante canal de televisión. Desde allí se mostró como un gran defensor de los derechos de los artistas rusos quienes sistemáticamente eran prohibidos en el país.

Vladimir Zelenski, el actor que traspasó la pantalla y se convirtió en presidente

Antes de ser la cara visible de su país, era humorista, productor, guionista y por sobre todas las cosas, un buen actor. Comenzó su carrera a los 17 años, al ganar un popular concurso de comedia y desde entonces no paró de trabajar. Se estima que participó en alrededor de 15 ficciones entre series y películas y otras tantas detrás de cámaras.

Entre el 2015 y el 2019 entraba a la casa de sus compatriotas a través de "Sluga Naroda" (El servidor del pueblo), una ficción en la que interpretaba a un profesor de escuela histriónico que terminaba por convertirse en presidente y sin querer, se terminó convirtiendo en su propio destino.

Servidor del pueblo
El presidente de Ucrania es un actor que interpretó a un presidente en una ficción muy popular.

Cómo un actor se convirtió en presidente de Ucrania

En el 2018, mientras su ficción todavía estaba al aire, Zelensky decidió entrar en el mundo de la política ya que incluso seis meses antes de que anunciara su candidatura ya era uno de los principales elegidos en las encuestas. Aprovechando su popularidad inscribió a su partido con el mismo nombre que utilizaba en la serie: "Servidor del Pueblo".

Desde un primer momento le prometió a Ucrania luchar contra la corrupción, terminar con la oligarquía en el poder y mejorar las rutas del país, entre otras cosas. Fue así como un outsider se transformó en el primer mandatario, arrasando en una segunda ronda con más del 70% de los votos, contra Petró Poroshenko que iba por la reelección.

Finalmente, el 20 de mayo del 2019 asumió su rol con más apoyo que cualquiera de sus predecesores ya que gracias a su fama también consiguió una mayoría parlamentaria.